Público
Público

Atapuerca lleva a París a los primeros europeos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los primeros fósiles conocidos de seres humanos en Europa, hallados en el yacimiento burgalés de Atapuerca, han desembarcado hoy en París en una exposición que durante tres meses estará abierta en el Museo del Hombre de la capital francesa.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha inaugurado la muestra que estará abierta al público a partir del próximo viernes y hasta el 16 de marzo próximo.

La exposición ocupa cuatrocientos metros cuadrados del Museo del Hombre, que decidió retrasar la renovación de sus locales para acoger una muestra que ha maravillado a sus responsables.

"Hemos querido que nuestra última exposición antes de la renovación fuera un relevo al Museo de la Evolución Humana que se está construyendo en Burgos", ha asegurado el director del Museo del Hombre, Bernard-Pierre Galey.

Herrera ha agradecido que el centro parisiense se prestara para ser la vitrina de los importantes restos de Atapuerca y asegurado que la muestra de París se engloba dentro del proyecto de internacionalización de la excavación, que les ha llevado ya a exponerla en 2003 en Nueva York y que estará también en el pabellón de España de la Exposición Universal de Shangai de 2010.

También servirá para promocionar el Museo de la Evolución de Burgos, que se está construyendo y que será "por el volumen de su inversión (200 millones de euros), por sus ambiciones científicas y culturales y por concitar los deseos de los castellanoleoneses uno de los proyectos culturales más importantes del mundo".

El alcalde de Burgos, Juan Carlos Aparicio, ha asegurado por su parte que el museo es fruto de la voluntad "de una ciudad que cree en su pasado y apuesta por su futuro de la mano del conocimiento de la evolución humana", y añadido que tendrá "no sólo réditos a través del turismo, sino también por la divulgación del patrimonio de una ciudad".

La muestra parisina tiene como pieza estrella una falange de 1.300.000 años que se presenta como el fósil humano más antiguo de Europa.

Pese a su delicada silueta, el hueso, perteneciente al dedo meñique de un individuo, está llamado a ser el principal foco de atracción de la exposición, según los organizadores.

Juan Luis Arsuaga, uno de los comisarios de la exposición y responsable de la excavación de Atapuerca, ha afirmado que en París están "algunas de las piezas más importantes del mundo" de la paleo-antropología y, además de la falange, ha destacado "el 'cráneo número 5', el fósil más completo conservado de este tipo, o la única pelvis completa que hay en el mundo", que tiene medio millón de años de antigüedad y que sus descubridores bautizaron como "Elvis".

Son piezas más jóvenes, pero su importancia arqueológica es indudable, según ha reiterado Arsuaga.

De unos 800.000 años, el fragmento original del cráneo y de maxilar del llamado "Chico de la Gran Dolina" aporta la originalidad de que muestra restos de canibalismo en lo que se considera como la primera muestra datada de este fenómeno.

La exposición, articulada en torno a seis salas, muestra también aspectos propios del yacimiento situado a unos quince kilómetros de Burgos, así como piezas encontradas en el mismo y reproducciones de los individuos que habitaron el lugar.

Otro de los comisarios de la exposición, también encargado de la excavación de Atapuerca es Eudald Carbonell, para quien ver el fruto de su trabajo expuesto en el Museo del Hombre de París tiene una importancia particular, puesto que fue en ese centro donde hace casi treinta años hizo su doctorado.

"Entonces nos hacíamos las grandes preguntas de la evolución humana y ahora venimos con una exposición que demuestra que esas preguntas se pueden contestar", ha manifestado el arqueólogo.

La importancia del yacimiento burgalés le ha permitido hacerse un hueco en un país, Francia, que es la cuna de la investigación paleo-antropológica, según Carbonell.

"Francia ha sido donde se ha larvado todo el gran proceso del conocimiento de la evolución humana y el pueblo francés tiene un gran conocimiento sobre esta evolución. Ahora España juega un papel relevante en este terreno y esta muestra es una prueba de ello", ha agregado.