Público
Público

Un ataque de EEUU en Pakistán mata al extremista británico Rauf

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rashid Rauf, un extremista británico con vínculos con Al Qaeda, murió el sábado junto a un insurgente egipcio en un supuesto ataque con misiles de Estados Unidos en el noroeste de Pakistán, dijeron canales de televisión y agentes de inteligencia paquistaníes.

Rauf, el supuesto responsable de un complot de 2006 para hacer estallar aviones que viajaban desde Londres a Estados Unidos utilizando líquidos explosivos, estaba entre las cinco víctimas de un ataque se cree fue lanzado por un avión estadounidense no tripulado en la región tribal de Waziristán del Norte.

El plan de los aviones transatlánticos, que fue descubierto gracias a la ayuda de los servicios de inteligencia paquistaníes, podría haber sido tan letal como los atentados del 11 de septiembre contra Estados Unidos, y llevó a controles más estrictos de los equipajes de mano a bordo de los aviones de todo el mundo.

Responsables de inteligencia en el noroeste de Pakistán, que hablaron bajo la condición del anonimato, dijeron a Reuters que Rauf, quien se escapó de la policía tras comparecer ante un tribunal de Islamabad el pasado diciembre, había muerto, aunque no hubo una confirmación oficial.

Las fuentes identificaron al egipcio muerto como Abu Zubair al-Masri. La muerte de ciudadanos árabes es considerada frecuentemente como un indicio de la presencia de Al Qaeda.

Varios canales paquistaníes informaron también de la muerte de Rauf, de 27 años, y de su compañero egipcio.

Detenido en Pakistán en agosto de 2006, Rauf, que es de origen paquistaní, había viajado a Islamabad en 2002 tras el asesinato de un tío suyo en Reino Unido.

Reino Unido pidió inicialmente su extradición por su relación con el asesinato.

Durante el tiempo que vivió en Pakistán, Rauf se casó con una familiar de uno de los líderes militantes más prominentes del país, Azhar Masood Azhar, líder de Jaish-e-Mohammad.

Si bien Jaish ha centrado su lucha principalmente en la región india de Cachemira, algunos grupos descolgados se unieron a la causa de Al Qaeda.

Las autoridades de Pakistán quedaron avergonzadas por la huída de Rauf el año pasado y hubo muchas especulaciones por la facilidad con la que logró escabullirse.

Los aviones no tripulados armados con misiles son usados principalmente por las fuerzas de Estados Unidos en la región. Washington rara vez confirma este tipo de ataques, mientras que Pakistán no tiene ninguna nave de combate de ese tipo.

Se han registrado al menos 20 ataques en los últimos tres meses, lo que refleja la impaciencia de Estados Unidos por los militantes de Pakistán que alimentan la insurgencia de los talibanes en Afganistán y el temor a que los combatientes de Al Qaeda en el noroeste del país puedan planear ataques contra Occidente.

Pakistán dice que los ataques violan su soberanía, socavan sus esfuerzos para ganar el apoyo de la opinión pública a la guerra contra los extremistas y hacen más difícil la justificación de su alianza con Estados Unidos.