Público
Público

Ataque de FARC a candidato en sur de Colombia deja 5 muertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cinco personas murieron el domingo en un ataque de las FARC contra una caravana en la que se desplazaba el candidato a gobernador del departamento del Guaviare, José Alberto Pérez, que resultó herido y escapó a un intento de secuestro de la guerrilla, informó la policía.

El ataque contra el político del Partido Conservador se produjo en una ruta que une a dos pueblos del selvático departamento del Guaviare, región donde la guerrilla aún mantiene una considerable presencia y desarrolla actividades relacionadas con el tráfico de cocaína, según las autoridades.

Los guerrilleros, escondidos entre arbustos y la espesa vegetación de la selva, dispararon desde ambos lados de la carretera ráfagas de fusil y ametralladora al paso de los vehículos en los que se desplazaban el candidato y sus acompañantes, reveló un oficial de la policía.

Pérez, que en el pasado ya fue gobernador del departamento, aspira a ser elegido en las elecciones del 28 de febrero, convocadas extraordinariamente después de la destitución del mandatario regional.

La Policía Nacional dijo que entre los muertos figuran cuatro efectivos de esa institución armada que prestaban seguridad al político y un civil.

Además del candidato, que fue evacuado a un hospital de la ciudad de San José del Guaviare en donde recibe atención médica y se recupera satisfactoriamente, otras cuatro personas resultaron heridas en el ataque.

El Gobierno advirtió desde hace meses de la intensión de las izquierdistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) de incrementar sus hostilidades contra candidatos y políticos para ganar protagonismo en la antesala de las elecciones legislativas y presidenciales de este año.

En diciembre, el mismo grupo rebelde, considerado una organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, secuestró y asesinó al gobernador del departamento del Caquetá, Luis Francisco Cuéllar.

Históricamente, las FARC incrementan sus ataques antes de los comicios como parte de una estrategia para ganar protagonismo a nivel nacional e internacional. Según analistas, en esta ocasión buscan también demostrar que no están derrotadas por el gobierno del presidente Álvaro Uribe.

Uribe, con el apoyo de Estados Unidos, lidera una ofensiva sin precedentes contra las FARC desde que asumió el poder en el 2002, a lo largo de la cual han muerto importantes comandantes rebeldes mientras que miles de combatientes han desertado.

Esa ofensiva, que permitió reducir los asesinatos, las masacres, los secuestros y los ataques contra la infraestructura económica del país, obligó a la guerrilla a un repliegue estratégico en zonas montañosas y selváticas.