Público
Público

Ataque con misiles de EEUU en Pakistán deja al menos 10 muertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Aviones estadounidenses no tripulados dispararon el martes 18 misiles en un bastión paquistaní de combatientes talibanes y de Al Qaeda en la frontera afgana, dejando al menos 10 militantes muertos, dijeron residentes y funcionarios de seguridad.

Estados Unidos ha incrementado los ataques aéreos a bastiones militantes en el lado paquistaní de la frontera afgana desde que un suicida con bomba matara a siete agentes de la CIA el 30 de diciembre en una base en la provincia oriental afgana de Khost.

El último ataque aéreo fue el mayor que se haya hecho en términos de la cantidad de misiles disparados. La aeronave estadounidense atacó varios recintos militantes en la región fronteriza de la etnia pastún de Waziristán del Norte.

"La cifra de muertos por ahora es 10 pero podrían ser más. Aún hay fuego donde cayeron los misiles", dijo a Reuters un funcionario de seguridad paquistaní en la región.

También resultaron destruidos dos vehículos de los militantes en el ataque a Datta Khel, un poblado ubicado 30 kilómetros al oeste de la ciudad principal de Waziristán del Norte, Miranshah, dijo otro funcionario de seguridad que tampoco quiso ser identificado.

Datta Khel es un bastión de Hafiz Gul Bahadur, un comandante talibán que acoge y envía militantes a través de la frontera para luchar contra las fuerzas occidentales en Afganistán.

Estados Unidos ve la eliminación de los enclaves militantes en el norte de Pakistán como algo vital para devolverle la estabilidad a Afganistán.

Sin embargo, los ataques aéreos son una fuente de fricción con Pakistán, que dice que representan una violación de su soberanía. Islamabad ha exigido que Estados Unidos le facilite aeronaves no tripuladas para que pueda atacar a los militantes por su propia cuenta.

Funcionarios estadounidenses dicen que los ataques aéreos son llevados a cabo bajo un acuerdo con Islamabad que le permite a los líderes pakistaníes despreciar los ataques en público. Pakistán niega la existencia de tal acuerdo.