Público
Público

Un ataque en el noroeste de Pakistán causa 12 muertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un atacante suicida se inmoló el domingo en las afueras de Peshawar, en el noreste de Pakistán, causando la muerte a un alcalde opositor a los talibanes y a otras once personas, informaron funcionarios.

El atacante se inmoló cuando Abdul Malik, alcalde de la aldea de Matni, estaba en un concurrido mercado donde se vendían cabras para la próxima festividad musulmana de Eid al-Adha.

Los musulmanes matan cabras, vacas, búfalos y camellos durante la festividad que será celebrada posteriormente este mes.

"Doce personas han muerto, incluyendo a un niño de cuatro años y 36 personas están heridas", comentó a Reuters Mohammad Mukhtar, médico del principal hospital estatal de Peshawar. Matni está cerca de las tierras tribales donde rebeldes islámicos son más activos.

Milicianos islámicos han lanzado una campaña de ataques suicidas y con bombas en Pakistán en las últimas semanas, en una venganza por la enorme ofensiva de las fuerzas de seguridad en su principal bastión, Waziristán del Sur, junto a la frontera con Afganistán.

El Ejército dijo el domingo que 20 milicianos murieron en el último enfrentamiento en el lugar, llevando la cifra de muertos desde el inicio de la ofensiva a 478.

Durante el mismo período 44 soldados perdieron la vida, de acuerdo a información militar. No hubo confirmación independiente de las víctimas dado que reporteros y otros observadores independientes no tienen permitido entrar en la zona de conflicto.

CAMPAÑA EN ZONAS TRIBALES

La ofensiva es observada de cerca por Estados Unidos y otras potencias involucradas en la guerra en el vecino Afganistán, debido a que el territorio de Waziristán del Sur se ha convertido en un centro mundial para las operaciones de la militancia islámica.

Para apoyar su campaña contra los milicianos, las autoridades de Pakistán han alentado a las tribus pastún a reinstaurar su tradicional milicia para contrarrestar a la creciente insurgencia.

Malik era líder de una milicia tribal, o lashkar, formada por los campesinos contra los insurgentes.

Los milicianos han dado muerte a varios líderes tribales favorables al Gobierno durante los últimos años y han aumentado sus ataques recientemente.

El mes pasado, más de 100 personas murieron en un ataque con coches bomba en Peshawar, el más letal en el país en dos años. Más de 150 personas murieron en asaltos antes de que se iniciara la ofensiva en Waziristán del Sur.

El Ejército inició la ofensiva en la región de la etnia pastún el 17 de octubre, buscando expulsar a los milicianos talibanes de Pakistán, responsables de una ola de violencia en zonas urbanas.