Público
Público

Un ataque de la OTAN mata a 27 civiles en Afganistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un ataque aéreo de la OTAN en el sur de Afganistán ha matado a 27 personas después de que se confundiera a unos civiles con insurgentes, informó el lunes el Gobierno afgano, en una acción que daña la campaña para persuadir a la población y derrotar a la insurgencia talibán.

El gabinete afgano calificó de "injustificables" las muertes en el ataque cerca de la frontera de las provincias de Uruzgan y Dai Kondi. La cifra de muertos ha causado fricciones entre el Gobierno y las tropas extranjeras, que lanzaron dos grandes ofensivas en los últimos ocho meses en un intento de frenar la creciente insurgencia talibán.

En un principio, el gabinete afgano informó de 33 muertes, pero posteriormente redujo esa cifra a 27. La cifra del domingo era la más alta en el número de civiles muertos en meses.

El incidente no formó parte de la "operación Moshtarak", una gran ofensiva encabezada por la OTAN para expulsar a los talibanes de la provincia de Helmand, en el sur del país.

No obstante, podría dañar los esfuerzos de la OTAN y el Gobierno afgano para ganarse el apoyo de la población local en un plan para hacerse con el control de bastiones talibanes antes del inicio de la retirada gradual de tropas de EEUU en 2011.

"Las informaciones iniciales indican que la OTAN disparó el domingo contra un convoy de tres vehículos (..) matando al menos a 27 personas, entre ellos cuatro mujeres y un niño, e hiriendo a otros 12", dijo el Gobierno afgano en un comunicado.

La Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad en Afganistán (ISAF, por sus siglas en inglés) de la OTAN, indicó en un comunicado que habían muerto civiles cuando se acercaron a una unidad conjunta compuesta por miembros afganos y de la Alianza, pero no precisó cuantos y anunció que ha comenzado una investigación.

"Estamos extremadamente entristecidos por la trágica pérdida de vidas inocentes", dijo el general estadounidense Stanley McChrystal, al mando de las fuerzas extranjeras en Afganistán, en un comunicado de la ISAF.

"He dejado claro a nuestras fuerzas que estamos aquí para proteger al pueblo afgano y que matar o herir por descuido a civiles mina su confianza y la seguridad en nuestra misión", agregó.

La estrategia contra la insurgencia hace hincapié en evitar el combate en áreas construidas siempre que sea posible, para evitar la muerte de civiles, que ha cambiado desde que McChrystal se hizo con el mando de las tropas a mediados de 2009.

Los marines de EEUU dicen que han adoptado más precauciones para evitar las muertes de civiles en una gran ofensiva de la OTAN en Marjah, provincia de Helmand, la región más violenta de Afganistán.

Al menos 12 personas murieron en un ataque que erró el blanco un día después del inicio de la operación este mes.

Los combatientes talibanes continúan poniendo una férrea resistencia a las unidades de marines desde zonas diseminadas de Helmand, aunque el principal objetivo de la OTAN ahora es limpiar de bombas los caminos y los búnkeres.