Público
Público

Ataques en Afganistán causan la muerte de 8 agentes de la CIA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un atacante suicida con una bomba ingresó en una base militar extranjera en Afganistán el miércoles causando la muerte de ocho agentes de la CIA, mientras cuatro soldados y un periodista canadienses murieron en otro ataque.

El ataque a la base militar es uno de los más ambiciosos de la guerra, destacando el alcance y coordinación de la insurgencia, en momentos en que la violencia ha alcanzado sus niveles más altos desde el derrocamiento del régimen talibán por parte de fuerzas afganas apoyadas por Estados Unidos en 2001.

La insurgencia talibán señaló que el atacante era un simpatizante en el interior del Ejército afgano, pero el Ministerio de Defensa del país declaró que ningún soldado afgano estuvo involucrado en el ataque, ocurrido al sudeste de la provincia de Khost.

Responsables estadounidenses confirmaron que los estadounidenses muertos eran agentes de la CIA, pero no quisieron hacer declaraciones respecto a la nacionalidad o posición del atacante. Las fuerzas dirigidas por la OTAN dijeron que la base no estaba bajo su control.

De cualquier manera, la explosión arroja sombras sobre los planes occidentales de impulsar la policía y Ejército afgano, a fin de, finalmente, hacer entrega de la seguridad y llevar a sus tropas de vuelta a casa.

Si un oficial del Ejército afgano se volvió en contra de las tropas extranjeras y de los oficiales que debían entrenarlo y acompañarlo, tras una serie de incidentes similares este año, el hecho acarrearía graves dudas sobre confianza y lealtad.

Si el atacante no era un soldado afgano de visita o ubicado en la Base de Operaciones Avanzadas Chapman, entonces las preocupaciones estadounidenses sobre los controles de seguridad serán inclusive más graves, después de un año que ha sido el más mortal para las tropas extranjeras en los ocho años de guerra.

El presidente estadounidense, Barack Obama, enviará 30.000 tropas adicionales para combatir la creciente violencia, y los aliados de la OTAN contribuirán con cientos de soldados más.

Un oficial militar afgano dijo esta semana que Washington prometió 16.000 millones de dólares para entrenar al Ejército y Fuerza Aérea de Afganistán.

La CIA también ha expandido su presencia en el país, intensificando los ataques contra los extremistas talibanes y de Al Qaeda a lo largo de la frontera entre Afganistán y Pakistán, aunque su rol ha sido criticado por grupos de derechos humanos y afganos.

El lugar donde ocurrió el ataque suicida está cerca de la frontera con Pakistán, en una de las áreas donde la insurgencia talibán es más fuerte. El jueves, la seguridad en la región fue reforzada.