Público
Público

Los ataques en Bombay provocan ya más de 150 muertos

Tras un día de intensas operaciones de las Fuerzas de Seguridad indias por todo Bombay, los combates se centran en el emblemático hotel, donde todavía hay terroristas. El Oberoi y la casa Nariman fueron liberados esta mañana. S

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ejército y la Policía india comenzaron esta mañana una cruzada contra los terroristas que han sembrado el pánico en Bombay desde el miércoles pasado. Como resultado de esas operaciones, esta mañana conseguían liberar a las 200 personas que se encontraban retenidas en el hotel Oberoi Trident. Entre ellos, había dos empresarios españoles que han sido liberados sanos y salvos.

Tras la liberación del Oberoi, vino el asalto a la casa Nariman, un centro judío ultraortodoxo en el que dos terroristas se atrincheraron reteniendo a diez personas. Durante la intervención militar murieron cinco de ellos. A esta hora, todos los esfuerzos se centran en acabar con un último terrorista que mantiene al menos a dos rehenes en el hotel Taj Mahal, donde desde primera hora de la mañana ha habido intensos combates dentro del edificio. Las explosiones se mezclaban con el ruido de las ametralladoras, sin que los militares desplegados hayan logrado liberarlo. A lo largo del día las fuerzas de seguridad han ido eliminando a los terrosristas en dicho hotel: al principio de la tarde eran seis.

El número total de víctimas según los últimos informes ascendería a 160, aunque la cifra aumenta a medida que las fuerzas de seguridad van entrando a los edificios que estaban tomados por los terroristas. La autoría de los ataques sigue sin estar clara, pero son muchas las voces que apuntan a un comando islamista paquistaní. Para aclarar la situación, el jefe de la Inteligencia de Pakistán visitará la India durante el día de hoy.


El asedio por parte de la Policía y el Ejército al Taj Mahal se está convirtiendo en algo interminable. La Policía confirmó que aún hay seis terroristas dentro del palacio. A pesar de las informaciones a última hora de la noche de ayer, que decían que se había recuperado el control del hotel, lo cierto es que las Fuerzas de Seguridad se han visto incapaces de reducir a los terroristas.

Las cámaras de Sky News han sido testigo durante todo el día de los tiroteos y explosiones que se sucedían a cada minuto en el hotel. 

Esta mañana la ciudad amaneció sumida en el caos con el ruido de varias explosiones y los disparos que intercambiaban terroristas y el Ejército como telón de fondo. Un grupo de militares tomaron el centro judío ultraortodoxo, casa Nariman. El comando se desplegó en la azotea, donde accedieron en helicóptero. Tras varias horas de asedio y una explosión muy fuerte, consiguieron hacerse con el control del centro donde dos terroristas retenían a diez personas.

La operación terminó sobre las 13.00 horas (hora española). La enviada especial de Sky News dijo en un primer momento que dos de los prisioneros judíos habían muerto. El embajador israelí en India pidió precaución a los periodistas en una conversación en directo con los estudios centrales de Londres. Una hora más tarde, (14.30 hora española), la agencia Reuters dijo que eran cinco los muertos, citando fuentes diplomáticas israelíes.

Mientras, las hipótesis sobre la autoría de los ataques sigue enfocándose hacia un grupo paquistaní. El vespertino británico Evening Standard, aseguró que entre los terroristas hay varios ciudadanos británicos de origen paquistaní. Las últimas informaciones hablan de ocho personas. Este hecho no fue confirmado por el ministro de Exteriores de Reino Unido, David Miliband, quien dijo a Sky News que 'aún es temprano para saber si eso es cierto'.También la mistra de Interior, Jacqui Smith, dijo que de momento no había evidencias de que haya británicos involucrados.

El primer ministro indio, Mannon Sighn, durante un discurso televisado ayer, hizo una velada alusión a Pakistán, responsabilizándole de dejar que los terroristas se formen en su territorio para atacar a India. 

Ante esta afirmación, el primer ministro paquistaní, Yusuf Razá Guilani, telefoneó esta mañana a Singh para manifestar su 'fuerte condena' a los actos terroristas. Guilani, según recoge un comunicado oficial, recordó durante la conversación que Pakistán 'también es víctima del terrorismo' y agradeció que el primer ministro indio fuera el primero en contactar con él tras el atentado del hotel Marriott, que causó la muerte de 54 personas el pasado 20 de septiembre.

The Times of India también apunta a la autoría pakistaní: 'Hay indicios de que los perpetradores del crimen, que llegaron a Bombay en barcos, son ciudadanos paquistaníes'. Un terrorista detenido con vida por las autoridades reconoció proceder de la localidad de Faridkot, en Pakistán.

El jefe de la Inteligencia paquistaní ha confirmado que visitará a Sighn hoy para aclarar la situación según la agencia France Presse.

Hoy, el ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, aseguró desde París que Pakistán no está implicado en los atentados, aunque ciudadanos de ese país hayan podido participar en los mismos.

Entre los 148 muertos hay ocho extranjeros según las cifras oficiales. Así lo confirmó esta mañana el secretario de Seguridad Nacional, M.L. Kumawat. Se trata de tres ciudadanos alemanes, un australiano, un japonés y un canadiense. No obstante, la prensa extranjera va confirmando la muerte de más turistas. Los medios británicos aseguran que hay un inglés entre los fallecidos. El empresario, Andreas Liveras, de 73 años, que murió por disparos de bala justo después de relatar en directo para la BBC la situación que se estaba viviendo en el Taj Mahal.

Por otra parte, cerca de las 15.30 horas en España, Sky News confirmó la muerte de dos norteamericanos: un padre y su hija, que se encontraban en el Café Leopold. Además, el ministerio de Asuntos Exteriores de Francia confirmó también la muerte de dos franceses durante los ataques.