Público
Público

Los ataques contra varias embajadas en Belgrado ensombrecen las protestas contra Kosovo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los ataques e incendios en varias embajadas en Belgrado, como las de EEUU, Croacia y Turquía, ensombrecieron hoy una masiva manifestación contra la declaración unilateral de independencia de la provincia serbia de Kosovo.

La Policía cifró en unas 300.000 las personas que se concentraron en el centro de la capital para protestar contra la secesión autoproclamada el pasado domingo en Pristina.

Un amplio despliegue policial consiguió poco después de las 20.00 horas (19.00 GMT) restablecer el orden en el centro de Belgrado, después de que varios grupos de jóvenes incontrolados prendiera fuego en la embajada de Estados Unidos y causaran daños con el lanzamiento de piedras y otros objetos a otras legaciones diplomáticas, bancos extranjeros, restaurantes y comercios.

Según el director del Hospital Clínico de Belgrado, Dusan Jovanovic, el número de heridos en los choques entre manifestantes y la Policía se elevaba a 78 poco después de las 21.00 hora local (20.00 GMT).

Desde Bucarest, el presidente de Serbia, Boris Tadic, exigió el cese inmediato de la violencia y advirtió de que esas actitudes sólo iban a lograr alejar a Kosovo de Serbia.

Antes de que la Policía pusiera orden en la calle Príncipe Milos, cerca del ministerio serbio de Exteriores y las embajadas de EEUU, Polonia, Croacia, Canadá y Alemania, los jóvenes violentos atacaron durante una hora varias representaciones diplomáticas.

La más dañada fue la embajada de Estados Unidos, donde se produjo un incendio poco antes de las 19.00 hora local (18.00 GMT), tras entrar los vándalos por un balcón del primer piso del edificio, que al parecer no estaba vigilado.

Los jóvenes prendieron fuego a la sección consular, al tiempo que sustituyeron la bandera estadounidense por una de Serbia.

Delante de la embajada croata quemaron a un vehículo y también la bandera de ese país.

Otro vehículo fue incendiado delante de la embajada de Canadá y, según testigos presenciales, también se produjeron daños en la representación de Alemania.