Público
Público

Atenas decide la movilización civil y sanciones para asegurar los suministros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las autoridades griegas se han mostrado hoy decididas a implementar las medidas de movilización civil, con la ayuda de las Fuerzas Armadas, para abastecer al país de combustible, así como a imponer sanciones contra los transportistas que se mantienen en huelga.

Los jueces se ocupan de imponer demandas contra los transportistas que no han acatado la orden dictada el pasado miércoles por Gobierno socialista, de suspender la huelga iniciada el lunes.

El paro en el sector ha provocado serios problemas de abastecimiento de combustible y escasez de productos en el mercado.

Los conductores protestan contra un proyecto de ley que reduciría los gastos de licencia y levanta el monopolio de la profesión, de acuerdo con lo exigido por la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) a cambio de un rescate económico.

La mayoría de los 30.000 transportistas dueños de licencias profesionales que se han negado a cumplir las disposiciones del Gobierno, afrontan penas de hasta cinco años de cárcel, de acuerdo con las disposiciones de una ley de 1974.

El ministerio de Infraestructura y Transporte advirtió anoche de que "las sanciones previstas se implementarán al pie de la letra, incluyendo retiro de las licencias profesionales".

Después del fracaso en la implementación de la movilización de los camioneros, el Gobierno recurre a partir de hoy al abastecimiento de las gasolineras mediante transportistas de empresas y de las FFAA para transportar los camiones cisterna con petróleo a la islas, así como para abastecer centros claves, como hospitales, aeropuertos y plantas de electricidad.

"Es indudable que la huelga ha tenido consecuencias en el turismo" aunque "los vuelos y los puertos están funcionando, y el movimiento turístico se lleva a cabo sin problemas", declaró hoy el viceministro del Turismo, Yorgos Nikitiadis, a la emisora privada ateniense "Skai".

Sin embargo, el periódico ateniense "Kazimerini", que cita fuentes del sector turístico, uno de los pilares principales de la economía griega, aseguró hoy que se ha registrado una reducción de unas 100.000 reservas diarias en hoteles, en comparación con la temporada de alto turismo del año pasado.