Público
Público

Un atentado en una mezquita paquistaní causa 37 muertos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un suicida se inmoló el viernes en una atiborrada mezquita cerca de la frontera con Afganistán causando la muerte de 37 personas, informaron responsables del Gobierno.

El ataque se produjo horas antes de que el presidente estadounidense Barack Obama anunciara una nueva estrategia para la guerra en Afganistán, que las autoridades estadounidenses han dicho que también reconocerá a Pakistán como una parte clave del conflicto.

La violencia extremista ha reaparecido en Pakistán, un país que tiene capacidad nuclear, desde mediados de 2007, con numerosos ataques a las fuerzas de seguridad y contra objetivos del Gobierno y de Occidente.

En la congregación de la mezquita próxima a la localidad de Jamrud, a unos 30 km de la frontera afgana, había policías, fuerzas paramilitares y autoridades gubernamentales cuando ocurrió el ataque. El suicida activó los explosivos que llevaba cuando el imán comenzó el servicio.

"En el momento que el imán dijo 'Allahu akbar' (Alá es Grande), ocurrió la explosión", dijo Tauseer Jan, de 70 años, desde la cama de un hospital en la cercana ciudad de Peshawar.

"Fue enorme. Aún no puedo oír bien", dijo Jan, que tiene heridas en sus manos y cabeza. Su hijo y nieto también están heridos.

Rahat Gul, un portavoz de la administración de la región de Jyber, dijo primero que 50 personas habían muerto y 75 resultaron heridas, pero Tariq Hayat Jan, máximo responsable gubernamental en la región, situó la cifra de muertos en 37.

Entre los muertos había 14 policías y soldados paramilitares, mientras que 160 resultaron heridos, dijo Jan, que agregó que en el momento del ataque en la mezquita había entre 250 y 300 personas.

"Se vio al atacante saltando al patio de la mezquita e inmolándose", dijo Jan a Reuters.

El edificio de dos pisos se derrumbó. Los restantes fieles y los servicios de rescate buscaban entre las pilas de ladrillos, sacando cuerpos y llevándolos a ambulancias con sábanas y mantas.

El año pasado, los talibanes paquistaníes aumentaron el número de ataques contra los suministros que cruzan la zona con destino a las fuerzas occidentales en Afganistán. Desde mediados de 2007, se cree que una gran parte de la violencia en Pakistán ha sido obra de extremistas de las ingobernables tierras pastunes en la frontera afgana.

"Es sorprendente, los que reclaman que están llevando a cabo la 'yihad' (guerra santa) y luego cometen ataques suicidas dentro de mezquitas durante los rezos del viernes", declaró Jan a Geo TV. "Son infieles. Son enemigos de Pakistán. Son enemigos del islam".

El jueves, otro atentado suicida mató a nueve personas en un restaurante frecuentado por extremistas opuestos al máximo comandante talibán paquistaní en la región de Waziristan, en el sur del país y al suroeste del paso Jyber.