Público
Público

Un atentado contra un tren en Rusia deja 39 muertos

Las autoridades seguran que se ha encontrado una bomba en la vía, lo que confirmaría el atentado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El descarrilamiento del tren 'Nevski Express', que causó al menos 30 muertos, fue provocado por la explosión de una bomba, conformó hoy el jefe del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antigua KGB), Serguéi Bíortnikov.

También el portavoz del Comité de Instrucción de la fiscalía General, Vladímir Markin, confirmó que 'se trata de una atentado' terrorista. La explosión produjo un boquete de metro y medio de profundidad en la vía, precisó.

'Según datos preliminares, se trató de la explosión de un artefacto de fabricación casera con una potencia equivalente a siete kilogramos de trilita', informó Bórtnikov en una reunión con el presidente de Rusia, Dmitri Medvédev.

Según Markin, 'el número exacto de muertos y heridos se está precisando'. Con anterioridad, la Fiscalía General informó de 30 muertos, más de una decena de heridos y 96 heridos. Al mismo tiempo, crece la cantidad de heridos graves, que ya superan el 50%.

La Fiscalía General anunció la instrucción de causa acuerdo a los artículos 3/205 (Atentado terrorista) y 222 (Tráfico ilegal de explosivos) del Código Penal de Rusia. Por el momento las autoridades rusas no precisan a quién podría pertenecer la autoría del posible atentado y ningún grupo terrorista ha asumido la responsabilidad por el ataque.

Las autoridades rusas no precisan a quién podría pertenecer la autoría 

A consecuencia de la explosión descarrilaron los tres últimos vagones del tren de alta velocidad 'Nevski Express', que se dirigía a San Petersburgo procedente de Moscú.

Este sería el segundo atentado terrorista contra el 'Nevski Express' en poco más de dos años. El 13 de agosto de 2007 un atentado con explosivos provocó el descarrilamiento del 'Nevski Express'.

Aquel ataque terrorista dejó 60 heridos y causó daños valorados en unos 240 millones de rublos, más de 10 millones de dólares al tipo de cambio de entonces.

El presidente Dmitri Medvédev ordenó esta madrugada al Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) y a la Fiscalía General investigar todas las circunstancias del accidente y 'aclarar las causas de lo ocurrido', informó el servicio de prensa del Kremlin.