Público
Público

1-0. El Atlético impone su coraje y toma una merecida ventaja ante el Espanyol

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una demostración de coraje del Atlético de Madrid, en inferioridad numérica durante casi media hora, y un gol de penalti del portugués Simao Sabrosa, en su despedida rumbo al Besiktas turco, dieron al conjunto rojiblanco una ventaja merecida en los octavos de final de la Copa del Rey ante un gris Espanyol.

El encuentro, incluso cuando se quedó con un jugador menos por la expulsión de José Antonio Reyes en los instantes finales de la primera parte, casi siempre perteneció en juego y en ocasiones al equipo madrileño, que manda en una eliminatoria todavía muy abierta y que se decidirá el próximo mes de enero en Barcelona.

El Atlético llegará allí con una mínima renta, tras solventar un choque complicado, con intensidad, tensión y bastantes contratiempos en las filas rojiblancas, sobre todo en el primer tiempo, en el que, al inicio, sufrió la lesión del uruguayo Diego Forlán y luego jugó en inferioridad numérica por una discutible expulsión de Reyes. Entre medias, Simao había adelantado de penalti a su equipo.

Todo en una primera parte que comenzó con igualdad, con el Espanyol con demasiada facilidad para plantarse en el área de David de Gea, sobre todo en los primeros instantes, pero que se transformó en control del equipo rojiblanco con el paso de los minutos, con el devenir de las ocasiones en la portería de Cristian Álvarez.

Fue entonces cuando el Atlético, ya sin Forlán sobre el césped por un esguince de tobillo, tomó el mando del duelo, dirigido en sus acciones ofensivas por el talento de Reyes, con pases milimétricos al desmarque de sus compañeros y con su calidad habitual en el regate, y por el argentino Kun Agüero, muy activo en el ataque.

Y llegó el 1-0 para el conjunto rojiblanco a la media hora, en una acción del extremo andaluz, cuyo disparo se encontró con las manos de Amat al límite del área. Un penalti dudoso, muy protestado en las filas blanquiazules y transformado por Simao, en su último gol con el Atlético antes de tomar rumbo al Besiktas turco (m. 32).

Todo pintaba bien para el equipo madrileño, aún más cuando una parada de De Gea al argentino Osvaldo evitó la reacción inmediata del Espanyol, pero una jugada interrumpió las buenas sensaciones del Atlético: el argentino Datolo cometió falta sobre Reyes y dio a propósito un potente puntapié al balón contra el cuerpo del extremo, que se revolvió y que fue expulsado con una rigurosa roja directa.

El partido, cerrado sin más sobresaltos el primer tiempo, entró en la segunda mitad con un pronóstico incierto, con los locales con más de 45 minutos por delante con un jugador menos y con la misión de mantener su ventaja para el choque de vuelta en Barcelona ante un rival que debía ofrecer más para, al menos, empatar el choque.

El duelo ganó en tensión, en pelea en cada pelota, con el Atlético encomendado a su fiabilidad defensiva de los últimos partidos, a las paradas de De Gea, una de ellas espectacular a un cabezazo de Osvaldo, y a los contragolpes del argentino Kun Agüero, solo contra toda la defensa del Espanyol en busca del segundo tanto.

El conjunto rojiblanco, en cualquier caso, tampoco sufrió mucho en su área. De hecho, tuvo más ocasiones, sobre todo en las galopadas de Agüero, imparable en cada jugada para la zaga visitante, contra un rival desactivado ante el coraje del equipo local e incapaz de aparecer con asiduidad sobre el marco de De Gea.

Y, cuando el Espanyol ya había desperdiciado buena parte del segundo tiempo -sólo había tenido una oportunidad en un cabezazo de Osvaldo-, se vio con igualdad numérica sobre el césped, tras la expulsión por doble amarilla de Víctor Ruiz, y con un partido intenso que apuntaba más al 2-0 que a un empate en el marcador.

No cambió el desenlace del encuentro, un buen partido del Atlético, con carácter y con una lucha incansable, y un choque más irregular del Espanyol, dos equipos que se jugarán el próximo mes de enero, en el duelo de vuelta en Barcelona, su clasificación para los cuartos de final en otro episodio de una eliminatoria intensa.

- Ficha técnica:

1 - Atlético de Madrid: De Gea; Ujfalusi, Perea, Domínguez, Filipe Luis; Reyes, Tiago, Assuncao, Simao (Raúl García, m. 82); Forlán (Diego Costa, m. 13) y Kun Agüero (Fran Mérida, m. 90).

0 - Espanyol: Cristian Álvarez; Chica, Amat, Víctor Ruiz, David García; Javi Márquez (Callejón, m. 46), Baena; Datolo (Álvaro, m. 77), Verdú, Sergio García (Forlín, m. 71); y Osvaldo.

Gol: 1-0, m. 32: Simao, de penalti.

Árbitro: Fernández Borbalán (C. Andaluz). Expulsó con roja directa a Reyes (m. 42), del Atlético de Madrid, y por doble amarilla a Víctor Ruiz (m. 48 y 68). Amonestó a los locales Ujfalusi (m. 47) y Filipe Luis (m. 65) y a los visitantes Javi Márquez (m. 21), Amat (m. 31), Datolo (m. 42) y Sergio García (m. 49).

Incidencias: partido de ida de los octavos de final de la Copa del Rey, disputado en el estadio Vicente Calderón ante unos 18.000 espectadores.

Iñaki Dufour