Público
Público

Atlético de Madrid y Sevilla ponen pie y medio en los dieciseisavos de final

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Atlético de Madrid, vigente campeón del torneo, y el Sevilla pusieron pie y medio en los dieciseisavos de final de la Liga Europa, en la que se complicaron su presencia los otros dos representantes españoles, el Villarreal y el Getafe, que sumaron una nueva derrota.

Un tropiezo con el que también coqueteó el Atlético de Madrid, que tras iniciar de la mejor manera su choque con el Rosenborg noruego, gracias a un tanto del argentino Kun Agüero a los cuatro minutos de juego, se dejó ir del partido en la segunda parte.

Especialmente, tras el tanto del local Henriksen, que firmó el 1-1 a los cincuenta y dos minutos, con una sucesión de errores y despistes, que a punto estuvieron de costarle una derrota que no entraba en los planes de los de Quique Sánchez Flores.

De esta zozobra le rescató el portugués Tiago, con un espectacular gol desde fuera del área, que dio al Atlético el triunfo (1-2) y la posibilidad de sellar su pase a la siguiente ronda en casa ante el Aris de Salónica.

Una ronda en la que presumiblemente acompañará al cuadro español el Bayer Leverkussen alemán, que se impuso al conjunto heleno con un solitario gol del chileno Arturo Vidal (1-0) a los noventa minutos de juego.

Menos problemas tuvo el Sevilla, que derrotó por un contundente 4-0 al Karpaty ucraniano, en un encuentro en el que todo el protagonismo recayó en el canterano Alejandro Alfaro, autor de dos de los cuatro tantos del equipo hispalense.

Un triunfo que unido al empate (0-0) al empate entre el París Saint Germain francés y el Borussia de Dortmund alemán, coloca a los de Gregorio Manzano en la primera plaza del grupo J con un punto de ventaja sobre los galos y tres sobre los germanos.

Clasificación que se alejó un poco más para el Villarreal, tras caer (1-0) en su visita al campo del Paok de Salónica, en un choque en el que los de Juan Carlos Garrido pagaron muy caro su falta de pegada.

Todo lo contrario que el PAOK, que aprovechó una de sus escasas ocasiones para llevarse los tres puntos, gracias a un remate de cabeza del portugués Vieirinha a los setenta minutos, que hizo inútil el mayor control del equipo español.

Un tropiezo que unido a la victoria (0-2) del Dinamo de Zagreb croata en Brujas, deja a los castellonenses en la tercera plaza del grupo D, aunque tan sólo a un punto de griegos y croatas, con los que se medirá el Villarreal en la próxima jornada en el Madrigal.

Igualmente tendrá complicada su clasificación para los dieciseisavos de final el Getafe, que nada pudo hacer ante un Stuttgart alemán que se llevó su pase matemático a la siguiente ronda, tras imponerse (0-3) en el Coliseo Alfonso Pérez con goles del rumano Marica, Gebhart y el austríaco Harnik.

Al equipo de Michel tan sólo le alivió la sorprendente victoria (2-0) del Odense, que hasta ahora contaba sus duelos por derrotas, sobre un Young Boys suizo, que pese a conservar la segunda plaza del grupo H con tres puntos de ventaja sobre españoles y nórdicos.

Aunque para sorpresa la derrota del Manchester City, que cayó por 3-1 en el campo del Lech Poznan polaco, en el que se estrenaba como entrenador el español José María Bakero.

Los de Bakero desarbolaron en los minutos finales con los tantos del colombiano Manuel Arboleda y Mozdzen a un City, que pareció recuperar el rumbo con la entrada en el campo del español David Silva, tras una gris primera parte en la que el Lech Poznan concluyó en ventaja.

Una derrota, que a punto estuvo de emular el Liverpool, que tuvo que recurrir en la segunda parte a la presencia de Steven Gerrad, autor de los tres tantos del conjunto inglés (1-3), para enjugar el inicial gol del argentino Ezequiel Lavezzi para el Nápoles.

Por su parte, el Besiktas de Guti igualó (1-1) en el campo del Oporto gracias a un tanto del ex jugador del Villarreal Nihat, lo que no impidió a los portugueses sellar su pase a los dieciseisavos de final, donde también tienen ya plaza segura el CSKA de Moscú, que se impuso por 3-1 al Palermo, y el Zenit San Petersburgo, que derrotó 2-3 al Hajduk Split.