Público
Público

Atuneros, PP y PNV defienden la presencia de militares a bordo en el Índico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Representantes de los atuneros y eurodiputadas del PP y del PNV han defendido hoy en el Parlamento Europeo (PE) la presencia de militares en los barcos que faenan en el océano Indico, como la mejor solución para evitar ataques piratas como el secuestro del "Alakrana".

La comisión de Pesca del PE ha celebrado un debate sobre el problema de la piratería en el Índico, durante el cual los pescadores han insistido en que las flotas prefieren militares a bordo, además de señalar que los 40 buques españoles y franceses que faenan en el área no tienen caladeros alternativos.

El responsable de la organización de atuneros francesa Orthongel, Michel Goujon, ha afirmado que desde que en los barcos de esta nacionalidad hay militares los ataques han disminuido y en muchos casos han terminado por la fuga de agresores.

Goujon ha señalado que los atuneros prefieren esa opción "antes que guaridas privados", porque los militares están mejor entrenados y tienen un protocolo muy preciso de intervención.

Las eurodiputadas Carmen Fraga (PP) e Izaskun Bilbao (PNV) han apoyado el argumento del representante de los pescadores franceses.

En el debate no han estado los atuneros españoles, precisamente por la reunión que mantienen en España acerca de la financiación de seguridad privada para los barcos que pescan en el Índico.

Fraga ha criticado la opción de guardias privados y ha opinado que no se trata de un problema de coste sino de aclarar, por ejemplo, "de quién es la responsabilidad si sucede algún hecho trágico durante un ataque -como la muerte de un pirata-, si es del armador, de los agentes o de quién".

Izaskun Bilbao ha subrayado que el sector ya venía anunciando en los últimos meses el incremento de los ataques: "hemos visto cómo Francia puso desde el principio a los militares en barcos de pabellón francés" y ha añadido que no es lo mismo que incorporar seguridad privada.

El representante de los atuneros franceses ha repasado la evolución de los asaltos piratas desde principios de 2008, cuando secuestraron al Playa de Bakio hasta el momento actual, en el que otro atunero vasco, el Alakrana, permanece secuestrado desde hace más de un mes.

Según Goujon, la operación militar Atalanta de la UE ha dado sus frutos y hay menos actos de piratería en el Golfo de Adén pero se han incrementado en la "cuenca somalí".

Ha reconocido que los pesqueros de España y de Francia salen de la zona recomendada por Atalanta para seguir el rastro del atún, pero en general "los marinos están extremadamente concienciados y tienen la voluntad de no tomar riesgos desmesurados".

Asimismo, ha insistido en que los casi 40 buques que faenan en aguas del Índico no pueden irse de allí porque no tendrían aguas alternativas ni licencias.

"Sería, además, abandonar a su suerte a nuestros socios de Madagascar, Seychelles y Mauricio", en referencia a las empresas mixtas, con capital de la UE.

Según Goujon, pescan en aguas del Índico 10 barcos franceses con militares a bordo y otros 5 han sido transferidos al océano Atlántico.

En el caso español, 13 atuneros deberían beneficiarse de protección privada subvencionada y otros 7 han sido traspasados al Atlántico.

También hay un barco con pabellón italiano que intenta obtener protección militar.

La Eurocámara celebrará el 16 un debate sobre la piratería en el Índico, durante el cual la comisión de Pesca reclamará que se modifique Atalanta con vistas a que proteja mejor a la flota atunera.