Público
Público

Aubry convocará elecciones primarias en el Partido Socialista francés

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La máxima dirigente del socialismo francés, Martine Aubry, se ha pronunciado hoy a favor de celebrar elecciones "primarias abiertas" para designar al candidato al que apoyará su partido en los próximos comicios generales de 2012, como reclamaba un amplio sector de la izquierda.

La primera secretaria del Partido Socialista (PS) ha sacado a sus militantes del misterio en una columna que publica hoy el diario "Le Monde", tras la creciente presión generada en torno al asunto, que ha aumentado a medida que se acercaba la Universidad de Verano del PS, que debutará mañana en la Rochelle, en el oeste de Francia.

Voces como la de los ex primeros ministros socialistas, Laurent Fabius y Michel Rocard, del alcalde de París, Bertrand Delanoe, del alcalde de Évry, Manuel Valls, y otros pesos pesados de la familia socialista como Pierre Moscovici o Jack Lang, habían reclamado la convocatoria de elecciones primarias.

"Reinventar la democracia es cambiar profundamente las prácticas políticas en el seno de nuestro partido, principalmente sobre la no acumulación de mandatos y sobre la organización de primarias abiertas para la designación de nuestro candidato", escribe la mujer que se colocó al frente del PS el año pasado, tras derrotar por un estrecho margen a la ex candidata presidencial Ségolene Royal.

Aubry, ex ministra socialista y artífice de la ley de las 35 horas laborales por semana que se aplica en Francia, no precisa si estás elecciones estarán limitadas a los 120.000 militantes del partido, al igual que los socialistas españoles, o si se abrirá el abanico a una masa electoral más amplia, como sucede en el Partido Demócrata en Estados Unidos.

Ahora toca esperar a que los candidatos se postulen para dirigir a los socialistas al Palacio del Elíseo que ahora ocupa Nicolas Sarkozy, entre los que se especula con la propia Aubry, Royal, Delanoe, Valls, o el director general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, aunque son pocos los que abiertamente renuncian a sus ambiciones presidenciales.

Con la postura de Aubry en negro sobre blanco, se ha resuelto uno de los misterios que iban a atraer el foco político en la Universidad de Verano de los socialistas este fin de semana, en el que también se debatirá sobre si el PS debe buscar una alianza estratégica con otras formaciones y, de ser así, con cuál de ellas.

Por un lado existe la posibilidad de que los socialistas intenten cortejar a los ecologistas, liderados por el líder estudiantil de Mayo del 68, Daniel Cohn-Bendit, mientras que otra opción es que se busque un acercamiento al partido centrista MoDem, liderado por François Bayrou.

En caso de alianza, una tercera opción -aunque menos probable- sería acercarse al partido de extrema izquierda Nuevo Partido Anticapitalista, liderado por Olivier Besancenot.

En cualquier caso, el Partido Socialista, más señalado últimamente por sus guerras internas que por su labor de oposición a la gobernante UMP, pretende dar un golpe de timón de cara a la próxima batalla por el Elíseo.

Intenta así la "muerte del partido", una posibilidad que Pascal Lamy, socialista y director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), recientemente contemplaba como factible en el mismo periódico que hoy ha elegido Aubry para apoyar las elecciones primarias.

Javier Albisu