Público
Público

La Audiencia cree que la expulsión de Haidar podría ser constitutiva de delitos de lesa humanidad

El magistrado de la Audiencia Nacional Eloy velasco devuelve el caso al juzgado de Lanzarote

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha rechazado hacerse cargo de la denuncia presentada por la activista saharaui Aminatou Haidar al entender que los hechos no son competencia de la Audiencia Nacional. Aun así, reconoce en su escrito que las autoridades marroquíes podrían haber cometido delitos de lesa humanidad.

La denuncia presentada por Haidar, que se encuentra en huelga de hambre desde el pasado 16 de noviembre, acusaba a España de secuestro y malos tratos por retenerla en su territorio sin autoridad y a Marruecos de expulsión ilegal.

En lo referente a su expulsión de Marruecos, el auto dictado hoy por el juez Velasco señala que la reciente reforma del Código Penal, que restringió el principio de la Justicia Universal, 'impide su persecución por los tribunales españoles'.

El magistrado destaca que no se cumplen ninguno de los requisitos establecidos por el nuevo Código Penal para que la justicia española pudiese investigar los presuntos delitos cometidos contra Haidar en territorio marroquí.

En este sentido, indica que estos hechos sólo serían perseguibles por la Audiencia Nacional si sus presuntos responsables se encontrasen en España o si hubiera víctimas españolas, requisitos que no se cumplen en el caso de Haidar.

Aún así, Velasco señala que las circunstancias que rodearon a la expulsión de Haidar de territorio marroquí podrían ser constitutivos de delitos de lesa humanidad así como de denegación de ayuda por motivos de ideología, raza, origen nacional o religión.

El magistrado también apunta a la comisión en Marruecos de delitos de prevaricación de funcionarios y de obstaculización al derecho a la defensa.

En cuanto a los delitos supuestamente cometidos en España, en concreto en el aeropuerto de Lanzarote, el magistrado devuelve la causa al Juzgado de Instrucción número 8 de Arrecife (Lanzarote), donde Haidar presentó su denuncia, para que sea este órgano jurídico quien investigue los hechos.