Público
Público

La Audiencia de Madrid condena a 243 años y medio al "violador del búho"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a 243 años y medio de cárcel a Isaac P.C., conocido como el "violador del búho", por 17 delitos de violación cometidos entre 2001 y 2008 en Madrid y otras localidades de esta comunidad.

La sentencia de la sección 16 de la Audiencia Provincial de Madrid, conocida hoy, condena a Isaac P.C a 13 años y seis meses de prisión por cada una de las 15 violaciones cometidas en las que usó un arma, a 20 años por otras dos violaciones, a 16 más por cuatro delitos de robo con violencia e intimidación, otros cuatro años por agresión sexual y uno más por un delito de lesiones.

No obstante, el tribunal fija en 40 años y medio la pena final que deberá cumplir Isaac P.C en aplicación de los artículos 76 y 78 del Código Penal, según los cuales "el máximo de cumplimiento efectivo de la condena del culpable no podrá exceder del triple del tiempo por el que se le imponga la más grave de las penas".

Igualmente, se descontará de la condena el tiempo que ya ha permanecido en la cárcel, en la que ingresó el 22 de enero de 2008.

Durante el juicio, el "violador del búho" aceptó una condena de más de doscientos años de prisión, a cambio de una pequeña rebaja en la pena que solicitaban los abogados de las víctimas.

El tribunal considera que las violaciones cometidas por Isaac P.C han quedado suficientemente acreditadas con la declaración prestada por las víctimas y que los hechos se han visto corroborados al haber sido reconocidos por el acusado, que alcanzó un acuerdo de conformidad con las acusaciones para ser condenado a una pena de más de 200 años de cárcel.

"El violador del búho", conocido así porque solía esperar a sus víctimas -todas ellas menores de edad cuando fueron violadas- en las paradas del autobús nocturno, fue detenido en 2008 gracias a su última víctima, que tras ser agredida el 24 de junio le prometió que se verían de nuevo y se citó con él, encuentro al que acudió con su padre, que es agente de Policía de la localidad madrileña de Alcobendas

La sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid también prohíbe al condenado residir o acudir a los municipios donde cometió el delito (Madrid, Alcobendas, Coslada y San Fernando de Henares) en atención a la "inquietud y desasosiego" que puede afectar a sus víctimas "cuando sean avisadas de la puesta en libertad de su agresor".

Además le condena a pagar una indemnización de 60.000 euros a cada una de las víctimas del delito de violación agravada, 50.000 a las víctimas de la violación "simple" y 15.000 a la víctima del delito de agresión sexual.