Publicado: 13.02.2014 18:23 |Actualizado: 13.02.2014 18:23

La Audiencia de Madrid ratifica las imputaciones de Lamela y Güemes por cohecho y prevaricación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Audiencia Provincial de Madrid ha respaldado la querella presentada en mayo de 2013 por el sindicato médico Afem contra cargos y excargos de la Consejería de Sanidad y directivos de empresas por posibles irregularidades en la gestión del Servicio Madrileño de Salud desde el año 2004.

Según han indicado hoy fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, los magistrados de la Audiencia Provincial estiman que los hechos denunciados no aparecen como "totalmente inverosímiles", por lo que al Juzgado de Instrucción número 4 de Madrid "no le cabía otra opción que la de incoar diligencias previas".

El pasado mes de junio, el juez del Juzgado de Instrucción número 4 de Madrid, Marcelino Sexmero, imputó a cargos y excargos de la Consejería de Sanidad y directivos de empresas por los presuntos delitos de prevaricación, cohecho, fraude y malversación en adjudicaciones durante el proceso de apertura de los hospitales de Valdemoro, Torrejón y Móstoles.

A raíz de la admisión a trámite de la querella, el juez citó para declarar como imputados, entre otros, a la viceconsejera Patricia Flores —que cesó hoy tras el relevo en la Consejería— y al director general de Hospitales, Juan Antonio Burgueño —que también cesó hoy por este motivo—, así como a los exconsejeros de Sanidad Manuel Lamela y Juan José Güemes y a responsables de varias empresas.

Las declaraciones, previstas para los meses de septiembre y octubre de 2013, fueron posteriormente retrasadas por el juzgado, que alegó que no había recibido la documentación requerida en un auto del pasado 20 de junio. Por ello, la sección segunda de la Audiencia Provincial desestima en el auto, al que ha tenido acceso Efe, el recurso de apelación interpuesto por Patricia Flores, Antonio Burgueño, Víctor Madera, Iñigo Muñoz y Manuel Lamela contra la admisión a trámite de la querella.

Por unanimidad, los jueces estiman que "los hechos objeto de la querella no aparecen como totalmente inverosímiles", motivo por el cual [a Sexmero] "no le cabía otra posibilidad técnico-jurídica que la de incoar diligencias previas para determinar la naturaleza y las circunstancias de los hechos, y las personas que en ellos pudieran haber intervenido".

La misma fuente añade que este auto de desestimación responde únicamente al primero de los recursos presentados por los apelantes y que todavía debe resolverse un segundo recurso de apelación presentado contra el auto del Juzgado de Instrucción número 4 que acuerda la práctica de diligencias de instrucción, entre ellas la declaración de los querellados.

En su querella, Afem denunció posibles irregularidades del Servicio Madrileño de Salud en los conciertos para la asistencia sanitaria, por vinculaciones de cargos y excargos públicos presentes en empresas concesionarias y por la posible negligencia en el control del gasto público, así como por la vulneración de los derechos de los pacientes.

Además, el sindicato acusó de estos supuestos delitos a la entonces viceconsejera de Asistencia Sanitaria de la Consejería de Sanidad, Patricia Flores, y al entonces director general de Hospitales, Antonio Burgueño. Igualmente, a los exconsejeros de Sanidad de la Comunidad de Madrid Manuel Lamela —consejero de Assignia, empresa que participa en la UTE que gestiona servicios del Hospital del Tajo— y Juan José Güemes, que renunció en enero a su cargo en Unilabs, firma que adquirió la empresa a la que la Comunidad de Madrid adjudicó los análisis clínicos de seis hospitales en 2009.

Afem se querelló también con los representantes de varias compañías, como la unión temporal de empresas Fundación Jiménez Díaz UTE, el grupo Ribera Salud, Capio Sanidad (ahora IDC Salud), Unilabs y Asisa. En este proceso está además personado el PSM en calidad de acción popular.