Público
Público

La Audiencia Nacional debe repetir el juicio contra el grapo absuelto de asesinato

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal Supremo (TS) ha anulado la absolución del miembro de los GRAPO Marcos Martín Ponce por el asesinato de un policía nacional, y ha ordenado repetir el juicio, porque se vulneró la ley al "obviar" el deseo y el derecho de los familiares de la víctima a ejercer la acusación particular.

Así lo explica la Sala de lo Penal del TS en un auto del pasado 4 de diciembre, hecho público hoy, en el que anula la absolución de Martín Ponce -decretada por el Supremo el 25 de febrero de 2008-, y admite el recurso presentado por los padres del agente asesinado en Madrid en el año 2000.

Según el auto, durante el proceso se cometió una "injusticia" contra los perjudicados por el delito, que habían expresado su deseo de ejercer la acusación particular contra el autor de la muerte de su hijo, y fueron "obviados", ya que no fueron citados durante la instrucción, ni emplazados para formular el escrito de acusación, ni fueron citados para el juicio oral.

Esa falta de llamamiento a los recurrentes por parte del instructor, el tribunal y el fiscal de la Audiencia Nacional, según el Supremo, constituye una "flagrante" vulneración de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y del derecho a la tutela judicial efectiva. Además subraya que la "contumacia en el olvido" de la acusación particular no ha sido un hecho aislado, sino que se ha prolongado a lo largo de distintas fases del proceso, hasta el punto de "hacer imposible ahora la subsanación".

El Tribunal Supremo revocó el pasado 25 de febrero la condena de 30 años de cárcel impuesta a Martín Ponce por la Audiencia Nacional porque la testigo que lo identificó no compareció en el juicio al no haber sido localizada y por considerar que su ausencia "no era, ni mucho menos, inevitable".

En la sentencia del alto tribunal se afirmaba que sin la declaración de la testigo protegida no quedaba acreditado que el grapo fuera autor de la muerte del policía, por lo que decretó su absolución.

El auto del TS que anula dicha absolución cuenta el voto particular del magistrado Joaquín Giménez García que, aunque reconoce que se han vulnerado los derechos de la acusación particular, considera no se puede volver a juzgar a Martín Ponce porque se quiebra el derecho a no ser sometido dos veces a juicio por los mismos hechos.

Martín Ponce estaba considerado hasta su detención en Francia el 18 de julio de 2002 como uno de los máximos responsables del "comando central" de los GRAPO, puesto en el que habría sustituido a Fernando Silva Sande.