Publicado: 05.08.2014 16:40 |Actualizado: 05.08.2014 16:40

La Audiencia Nacional deja en libertad a la melillense que quería entrar en la yihad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Audiencia Nacional ha ordenado el ingreso en un centro de internamiento para la menor ceutí de 14 años detenida el sábado en Melilla por su relación con grupos yihadistas y ha dejado en libertad provisional a la otra arrestada, una joven de 19, ambas imputadas por supuesta integración en banda terrorista.

Fuentes de la investigación han señalado que la primera ha comparecido ante el Juzgado Central de Menores de la Audiencia Nacional, que ha ordenado a petición de la Fiscalía su ingreso en un centro de internamiento de menores por un máximo de seis meses. Esta menor fue detenida junto a la joven melillense de 19 años Fauzia Allal Mohamed, quien al parecer le dio alojamiento en su casa de Melilla. El juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ha ordenado para ella la libertad provisional sin fianza, pese a estar imputada por el mismo delito de supuesta integración en banda terrorista.

Además, el juez ha impuesto a Fauzia comparecencias semanales en el Juzgado más próximo a su domicilio, prohibición de abandonar el territorio nacional, retirada de pasaporte y obligación de ofrecer un teléfono y una dirección de contacto para ser localizada, así como comunicar cualquier cambio de domicilio. La menor ceutí ha reconocido que en dos o tres días iba a irse con otras tres jóvenes a Irak desde Nador (Marruecos) para incorporarse a misiones yihadistas.

La adolescente ha asegurado que ya había tenido contactos con un hombre a través de redes sociales en un proceso de captación y adoctrinamiento de unos cuatro meses, y ha explicado que se había alojado en la casa de su amiga en Melilla, la otra detenida. Durante su declaración, la menor se ha mostrado de acuerdo con el yihadismo y ha comentado que fue captada por redes sociales como Whatsapp, Facebook y foros de internet y que incluso tenía un hombre como contacto. Ha indicado que en un momento del proceso quiso dejarlo pero finalmente fue convencida incluso bajo amenazas. Esta menor ha dado los nombres de las otras tres chicas con las que iba a irse a Irak aunque aún no han sido identificadas, lo que está siendo objeto de la investigación, que sigue siendo secreta por orden de Pedraz.

Las actuaciones comenzaron a partir de la denuncia de desaparición o posible secuestro presentada por los padres de la menor ceutí que al igual que los de la otra arrestada se han mostrado muy preocupados con la situación que están sufriendo sus hijas en este proceso de captación que ellos desconocían. En el marco de este proceso las jóvenes terminaron usando el burka, a pesar de que no estaba entre las prendas que usaban normalmente. Por su parte, la joven melillense de 19 años ha negado su vinculación con grupo terrorista alguno.

Ambas son las primeras mujeres detenidas en España dispuestas a sumarse a la yihad integradas en células del autodenominado Estado Islámico y fuentes de la investigación no recuerdan que haya precedentes en España de personas de tan corta edad captadas por terroristas yihadistas. La menor de edad, ceutí de 14 años, debe ser sometida ahora a estudios de equipos técnicos de tipo familiar y psíquicos, y las fuentes referidas han preciso que su internamiento trata de protegerla y que se aleje de las ideas a las que ha sido sometida.