Público
Público

La Audiencia Nacional se opone al indulto a Carromero porque no es justo ni conveniente

Tribunal y Fiscalía dejan toda la 'patata caliente' al Gobierno al rechazar la medida de gracia. La última palabra la tendrá el Ejecutivo sin ningún informe técnico a favor

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional se ha pronunciado este miércoles en contra de la concesión del indulto al dirigente de Nuevas Generaciones del PP Angel Carromero, que cumple en España (en tercer grado penitenciario) la condena de cuatro años de cárcel que se le impuso en Cuba en octubre de 2012 por homicidio imprudente, en relación al accidente de tráfico en el que murieron los opositores Oswaldo Payá y Harold Cepero.

En su informe, la Audiencia asegura que no concurren razones de justicia, equidad o conveniencia para otorgar la medida de gracia a Carromero, que recuerdan que desde su traslado a España disfruta del tercer grado penitenciario, sujeto a control telemático, pero desarrollando su vida profesional sin limitación alguna y sin tener que dormir en prisión. Asimismo, argumentan que los hechos objeto de la condena en Cuba están penados en el ordenamiento español con análoga entidad, y que en España tiene antecedentes administrativos por infracciones de tráfico, 'conductas intímamente relacionadas con los hechos objeto de condena'.

La posición contraria del tribunal se une a la de la Fiscalía de la Audiencia, quien en su informe fué aún más allá al señalar que la pena impuesta a Carromero 'no resulta desproporcionada en atención a la gravedad del delito cometido los resultados producidos'. 'No concurren --destacaba el fiscal-- otras circunstancias favorables de carácter excepcional que le hagan merecedor de una reducción de las penas impuestas'.

Respecto a la opinión del centro penitenciario de inserción social 'Victoria Kent', de Madrid, del que depende Carromero --aunque no debe pernoctar en el mismo--, la Audiencia destaca que ha informado sobre una conducta correcta del dirigente de Nuevas Generaciones, pero que no ha mostrado o manifestado 'ningún signo' de arrepentimiento 'referente a los hechos condenados en sentencia'.

De esta manera, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, deberá elevar una propuesta al Gobierno, y éste último resolver sobre el indulto, sin ningún informe judicial o técnico favorable a la medida de gracia. Aunque ninguno de los dictámenes es vinculante para el Ejecutivo, suele ser habitual que se apoyen en alguno de los informes del tribunal o del fiscal, aunque no lo hicieron, por ejemplo, en el caso del conductor kamikaze condenado a 13 años de cárcel, o en el de los cuatro mossos dÈsquadra torturadores.

En sus informes, tanto la Audiencia como la Fiscalía recuerdan que, de acuerdo a la Dirección General de Tráfico española, Carromero ha acumulado en los últimos años 'seis sanciones administrativas por incumplimiento reiterado de las más elementales normas de circulación, y a la fecha de la comisión de los hechos, ya había sido acordada con carácter provisional la pérdida de vigencia de la autorización administrativa para conducir' (es decir, que le habían retirado el carné).

Carromero, de 27 años, fue condenado el 12 de octubre de 2012 por un tribunal de Cuba como responsable de un delito de homicidio imprudente conduciendo vehículo a motor, a la pena de cuatro años de prisión, y  suspensión del carné por el mismo plazo, a computar desde el disfrute de la libertad. El accidente en el que coche que conducía Carromero ocurrió el 22 de julio de 2012, y en el siniestro murieron Payá y Cepero, que le acompañaban en el vehículo. Sobrevivió un cuarto ocupante, Aron Modig, exlíder de las juventudes del Partido Cristiano-Demócrata sueco.

El pasado mes de agosto, la familia de Oswaldo Payá anunció la presentación de una querella en la Audiencia Nacional española contra dos oficiales cubanos por delito de lesa humanidad, al considerar que la muerte del opositor no fue accidental sino un asesinato premeditado en el que estarían involucrados los querellados.

Carromero estuvo en la cárcel en Cuba desde el 23 de julio al 28 de diciembre de 2012. El día 29 de ese mes fue trasladado a España para continuar cumpliendo la pena impuesta, de acuerdo a un convenio hispano-cubano de 1998 que permite esos traslados. Cumplirá definitivamente la condena el 21 de julio de 2016.

 Tras su llegada a España el 29 de diciembre del año pasado, Carromero obtuvo el tercer grado penitenciario en tiempo récord, en tan sólo trece días, ya que el 11 de enero de 2013 salió de prisión.Fue apoyado por varios dirigentes del PP, especialmente por la expresidenta de la Comunidad de Madrid y máxima responsable del partido en la región, Esperanza Aguirre.