Público
Público

La Audiencia Nacional rechaza la petición de la RFEF de suspender la orden para convocar elecciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La sala de lo contencioso-administrativo de la Audiencia Nacional ha rechazado hoy la petición del presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, de suspender cautelarmente la orden ministerial que obliga a este organismo a convocar elecciones en el primer trimestre del año.

En un auto notificado hoy, el tribunal considera que el interés público, consistente en la celebración de elecciones en todas las federaciones deportivas españolas, debe prevalecer sobre el interés particular del recurrente, que no ha concretado ni probado debidamente los perjuicios que causa la aplicación de la orden ministerial.

El recurso, interpuesto a título individual por Villar, solicitaba la suspensión cautelar de la orden o en su defecto únicamente para esta federación, al entender que tiene derecho a celebrar sus elecciones "conforme a su propia normativa electoral, como cualquier asociación privada sin injerencias de ningún tipo de la Administración".

La no suspensión de la orden produciría, según el recurso, "perjuicios irreparables" como "el acortamiento indebido del mandato de cuatro años", que vence el 26 de noviembre de 2008, y "perjuicios deportivos al fútbol español", como el "grave riesgo de no participación de los clubes y la selección en competiciones internacionales por vulneración de la normativa imperativa de FIFA".

Dicha normativa "establece la imposibilidad de injerencia gubernamental en el proceso electoral", recuerda el recurso, que alude a "graves perjuicios" para los aficionados y también "de carácter patrimonial", ya que la no participación de la selección española en tales torneos podrían llegar a suponer "una pérdida superior a los 15 millones de euros".

El abogado del Estado se opuso a la medida cautelar al entender que no se habían acreditado las consecuencias dañosas para la participación de los deportistas españoles en el ámbito internacional.

Según los servicios jurídicos del Estado, los posibles perjuicios no se derivarían de la orden ministerial impugnada, sino de la Ley del Deporte, que es la que establece las competencias del Consejo Superior de Deportes (CSD) -dependiente del Ministerio de Educación y Ciencia- sobre las federaciones.

Los tres magistrados firmantes del auto desestiman la medida cautelar ya que la suspensión de la orden ministerial generaría "numerosos perjuicios con múltiples afectados" y añaden que "los intereses particulares alegados por el demandante son puramente individuales y no han quedado acreditados ni en su realidad ni en su alcance".

El auto dice que "en caso de anulación de la orden de 2007 se aplicaría la de 2.004 y el proceso se realizaría bajo una normativa similar y con un reglamento electoral sometido a aprobación del CSD" y considera que el acortamiento de mandato de unos meses "responde a un razonable criterio de ajustar todos los procesos electorales a la celebración de los Juegos Olímpicos".

Además, señala que si bien la RFEF está afiliada a la FIFA y a la UEFA, "cuyos estatutos acepta y se obliga a cumplir", debe hacerlo siempre "desde luego, dentro del ordenamiento jurídico español".