Público
Público

La Audiencia ordena la busca y captura contra De Juana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco dictó el martes una orden de busca y captura internacional contra el etarra José Ignacio de Juana Chaos después de que éste no se presentase para declarar como imputado.

De Juana Chaos tenía que presentarse a las 11:00 horas ante el magistrado para testificar como imputado por un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo a raíz de unas declaraciones leídas en su nombre en el homenaje que se le rindió en San Sebastián tras su excarcelación el 2 de agosto.

El juez estima en su auto que De Juana "no ha alegado ninguna justa causa que le impida venir", refiriéndose a una carta recibida por un bufete de abogados de Irlanda del Norte que dice representarle y en la que se pedía un aplazamiento de la comparecencia de hoy.

Velasco ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza para el etarra a petición de la fiscalía y de las tres acusaciones particulares personadas en la causa.

El ex preso etarra se hallaría entre Irlanda e Irlanda del Norte con identidad falsa, según Interpol, dijo el auto del juez, que le ha da un plazo de 10 días para que comparezca antes de declararlo rebelde.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijo que las Fuerzas de Seguridad se pondrían inmediatamente a localizar a De Juana y a proceder a su detención.

La fiscalía de la Audiencia Nacional solicitó en septiembre al juez la citación para que De Juana aclarase si él fue el autor de la carta que se leyó durante su homenaje, la cual se le atribuye y en la que se alababa a la dirección de ETA y se instaba a luchas por la independencia del País Vasco.

De Juana, que ha pasado 21 años en la cárcel y es considerado uno de los etarras más sanguinarios, fue condenado como autor material de 25 asesinatos a 3.000 años de cárcel a finales de los 80, pero se benefició de las redenciones penitenciarias del Código Penal de 1973, por el que fue juzgado.

Sus últimos tres años de prisión fueron por enaltecimiento del terrorismo y amenazas.