Público
Público

La auditoría del Govern revela un desvío de 2,9 millones del erario público

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La auditoría que la Generalitat ha realizado sobre la gestión de Fèlix Millet al frente del Palau de la Música revela un desvío de, al menos, 2,9 millones de euros de fondos públicos, a través del Consorcio, lo que abre la puerta a que se le impute también un delito de malversación.

La auditoría precisa que Fèlix Millet y su mano derecha Jordi Montull desviaron, al menos, 2,9 millones del Consorcio del Palau -integrado por el Ministerio de Cultura, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona- y que, además, faltan por justificar el destino de otros 637.286 euros procedentes de sendas subvenciones del Gobierno.

El resultado de esta Auditoría abre ahora las puertas a que Millet y Montull sean imputados por la Fiscalía también por un delito de malversación de caudales públicos, lo que podría elevar la petición de condena hasta los 22 años de cárcel.

Al elevarse la pena hasta los 22 años -frente a los 14 que se barajaban inicialmente sin contar con el delito de malversación-, el juez instructor Juli Solaz tendría sobre la mesa un nuevo elemento para revisar la actual situación de libertad provisional de Millet y Montull y, en su caso, decretar su ingreso en prisión preventiva.