Público
Público

Las auditorías del Palau confirman que Millet desvió 20,1 millones de euros

El resultado abre ahora la puerta a que se le impute también un delito de malversación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fèlix Millet desvió al menos 2,9 millones de euros de fondos públicos cuando estaba al frente del Palau de la Música de Barcelona, lo que abre la puerta a que se le impute también un delito de malversación, según ha revelado la Auditoría que la Generalitat está realizando.

Pero la Auditoría privada, a cargo de la empresa Deloitte, calcula que el desvío de fondos realizado desde el año 2000 de la asociación Orfeó Català y de la Fundación Palau de la Música asciende a 20,1 millones de euros, a los que se sumarían otros 3 millones defraudados al Consorcio.

Los resultados de las auditorías revelados hoy en conferencia de prensa por el director general del Palau, Joan Llinares, señalan que 'el fraude demostrado a las entidades que componen el Palau asciende, de momento, a 23,7 millones de euros'.

Además aún falta por justificar el destino de otros 637.286 euros procedentes de sendas subvenciones del Gobierno.

El resultado abre ahora las puertas a que Millet y Montull sean imputados por la Fiscalía también por un delito de malversación de caudales públicos, lo que podría elevar la petición de condena hasta los 22 años de cárcel.

De esa forma, el juez instructor Juli Solaz tendría un nuevo elemento para revisar la actual situación de libertad provisional de los acusados y, en su caso, decretar su ingreso en prisión preventiva.

Hasta ahora, los dos principales implicados estaban acusados de los delitos de apropiación indebida y falsedad documental, que representa una condena de hasta 14 años de prisión.

Pero al confirmarse el desvío de fondos públicos, los dos ex gestores del Palau de la Música podrían ser acusados finalmente también de un delito de malversación pública, que el Código Penal castiga con penas de entre 3 y 6 años de cárcel, aunque en casos de 'especial gravedad' la condena podría elevarse a entre 4 y 8 años.

Si la petición de la Fiscalía recogiera penas máximas por los tres delitos de que podrían ser imputados, Millet y Montull afrontarían una petición de condena de hasta 22 años de cárcel.