Público
Público

Aumenta la ocupación media en los centros para personas sin hogar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ocupación media en los centros para personas sin hogar se situó en 2008 en el 86,8 por ciento, un 4,7 más que en 2006, sobre todo los situados en las grandes ciudades, atendiendo demandas principalmente de inmigrantes y ofreciendo prestaciones de alimentación y acogida.

Según la Encuesta sobre las Personas sin Hogar que publica hoy el INE, el gasto medio por centro se incrementó un 18,5% en dos años, alcanzando los 286.404 euros, y el grupo de población más frecuentemente atendido fueron los inmigrantes (62,7% del total) y el menos frecuente el de excarcelados (12,7%).

Los servicios más usados fueron restauración (desayuno, comida y cena) 86,3 por ciento, información y acogida (83,9%), alojamiento (79,3%) y orientación (79%).

Las prestaciones orientadas a la inserción social de los usuarios, como taller de inserción (27,0%), asistencia jurídica (33,8%), regularización de papeles (23,6%), atención psicológica (43,1%) tuvieron una presencia menor en la oferta de los centros.

Los 615 centros para personas sin hogar ofrecieron 13.650 plazas diarias de alojamiento en 2008.

El 65,2% de los centros estaban situados en municipios mayores de 100.000 habitantes. mientras que en los municipios menores de 20.000 habitantes se localizaron el 12,2% de ellos.

La mayoría de centros eran de titularidad privada (76,9%, cifra similar al 76,8% de 2006).

Tres de cada cuatro centros (el 75,6%) atendieron indistintamente a hombres y mujeres en el año 2008 (frente al 69,1% del año 2006), mientras que un 12,7% de los centros sólo aceptó varones y un 11,7% sólo mujeres.

En cuanto al modo de acceso, la mayor parte de los centros admitieron usuarios derivados de los servicios sociales de base (69,1%) o fueron de acceso libre (50,7%).

Otros modos, fueron la derivación desde otro centros de atención (45,5%), desde los hospitales (24,4%), los dispositivos de emergencia (21,0%) o las prisiones (19,3%).

Respecto a los trabajadores, la mayoría -el 59,3 por ciento- son voluntarios, el 33,7% asalariados y el 7% tenía otro tipo de vinculación (estudiantes en prácticas, religiosos).

El número medio de personas que trabajaron en los centros en 2008 fue de 13.586, con un aumento del 5,7% respecto de 2006. De ellos 4.410 fueron trabajadores a tiempo completo (32,5% del total) y 9.176 a tiempo parcial (67,5%).

El INE explica que al comparar datos con los de 2006, se observa un aumento del personal asalariado en detrimento del personal voluntario (especialmente en funciones técnicas), así como del grado de dedicación del personal, lo que indica una mejora en el nivel de profesionalización de los recursos humanos que prestan servicio en los centros.

El gasto medio en los centros públicos fue de 428.509 euros, y el de los privados de 243.743 euros.

El 51,5% de los centros tuvo una fuente de financiación única, el 41,1% una fuente de financiación mayoritaria (más de la mitad de los fondos) y el 7,4% restante no tuvo una fuente de financiación predominante.

Respecto al año 2006, destaca el aumento de los centros con una sola fuente de financiación (del 46,9% al 51,5%).

La mayor parte de los centros están abiertos todos los días de la semana. Ofrecieron alojamiento 488 centros, de los que el 92,8 por ciento abrieron todo el año (frente al 87,5% registrado en 2006).

La capacidad media de la red de alojamiento fue de 13.650 plazas diarias, un 4,7% más que en 2006. De estas plazas, 2.436 lo fueron en pisos de acogida, 551 en pensiones y 10.663 en alojamientos colectivos (albergues y residencias).

La oferta pública fue de 5.340 plazas diarias (un 5,9% más que en 2006) y la privada de 8.310 (un 4% más).

El número medio diario de plazas ocupadas fue de 11.844, lo que supuso una ocupación media del 86,8%. La ocupación media fue superior en los centros públicos (88%) que en los privados (86%).

La encuesta refleja una disminución de centros que admiten estancias superiores al mes respecto a 2006 (86,6%), posiblemente motivada por el aumento de la demanda de alojamiento.

Por comunidades autónomas, el mayor número medio de plazas ofertadas fue en Madrid (1.565), Cataluña (1.542), Andalucía (1.325), País Vasco (1.209) y Comunidad Valenciana (1.084).

Le siguen Canarias (883), Galicia (831), Castilla y León (762), Aragón (687), Murcia (637), Castilla-La Mancha (463), Baleares (419), navarra (352), Astuias (283), La Rioja (236 Extremadura (162) y Catabria (156).

Además, en las ciudades de Ceuta y Melilla se ofertaron un número medio de plazas de 522 y 536, respectivamente.