Público
Público

Aumentan los ACV asociados con el embarazo: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Will Boggs

La tasa de accidentescerebrovasculares (ACV) asociados con el embarazo aumentósignificativamente en los últimos 12 años, según publica larevista Stroke.

"El crecimiento rápido de la tasa de ACV antes y despuésdel parto indica que los médicos de las embarazadas conenfermedad cardíaca y trastornos hipertensivos preexistentesdeberían prestar especial atención a los signos y los síntomasde un posible ACV durante el período prenatal y el posparto",dijo la doctora Elena V. Kuklina, de los Centros para elControl y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDCpor su sigla en inglés).

Es más, la experta agregó que "los médicos deberíanutilizar un valor umbral bajo para comenzar el examendiagnóstico que permita excluir esta complicación".

El equipo de Kuklina reunió información de una base dedatos nacional de hospitalizaciones (Nationwide InpatientSample) del programa Healthcare Cost and Utilization Project.

Entre 1994 y el 2007, la tasa de ACV por cada 1.000 partosaumentó un 47 por ciento durante las internaciones prenatales(de 0,15 a 0,22) y un 83 por ciento durante las internacionesposparto (de 0,12 a 0,22). No se registraron variacionesdurante los partos (0,27 por cada 1.000 nacimientos).

La prevalencia de la hipertensión aumentó durante elestudio, pero sólo fue estadísticamente significativa para lashospitalizaciones posparto. La prevalencia de la enfermedadcardíaca no cambió significativamente y los datos sobre lashemorragias posparto estaban incompletos.

La posibilidad de sufrir un ACV fue significativamentemayor en las mujeres con enfermedad cardíaca que en aquellascon trastornos hipertensivos.

De hecho, "los ajustes para ambas enfermedades en elposparto explicaron casi todos los aumentos del riesgo estimadode ACV en el 2006-2007, comparado con el período 1994-1995",comenta el equipo.

"Los datos sobre el tratamiento preventivo del ACV en elembarazo son muy escasos", dijo Kuklina, que aclaró que lamayoría proviene de estudios observacionales pequeños.

"La mejor manera de prevenir un ACV durante el embarazosigue siendo la misma. Las mujeres en edad reproductivadeberían tratar de alcanzar y mantener un estado de saludóptimo antes de quedar embarazadas, y los médicos de cabeceradeberían aprovechar las consultas para conversar con ellassobre nutrición y estilo de vida", explicó.

Kuklina agregó: "Aunque la terapia anticoagulante es untratamiento reconocido para las embarazadas con trastornostromboembólicos de alto riesgo, como la hipercoagulación o elreemplazo de una válvula protésica, las guías del ColegioEstadounidense de Cardiología (2008) y de la AsociaciónEstadounidense del Corazón (2011) señalan que, por ahora, noexiste evidencia suficiente para realizar recomendacionesdefinitivas sobre la terapia antitrombótica óptima para esasmujeres".

FUENTE: Stroke, online 28 de julio del 2011