Público
Público

Aumentan casos de dengue en Argentina, llegan a 2.200 infectados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Karina Grazina

Argentina sufre un brote dedengue, con unos 2.200 casos registrados en su mayoría en lasprovincias del norte del país, donde la enfermedad proliferapor las elevadas temperaturas y los altos niveles de pobreza,dijo el jueves el Gobierno.

Las provincias más golpeadas son Chaco, donde están más dela mitad de los casos, Salta, Jujuy y Catamarca.

"Son en todo el país aproximadamente 2.200 casos, de loscuales unos 1.200 están situados en el Chaco", dijo la ministrade Salud, Graciela Ocaña, en declaraciones a un canal detelevisión antes de partir hacia Chaco.

El brote en Chaco "comenzó en la localidad de Campo Largo,básicamente a partir de que hay un flujo de personas que van aBolivia donde hay una epidemia muy grave, más de 50.000 casosconfirmados. Y entonces de allí ha comenzado a producirse estebrote", agregó.

Especialistas coinciden en que la pobreza favorece laexpansión del dengue debido a condiciones deficitarias deviviendas que alientan la propagación del mosquito.

"El problema más grave es el agua, el no tener acceso afuentes de agua segura y no tener sistemas de cloacas ysaneamiento, que obliga a la gente a juntar agua en tachos yahí se generan espacios donde se desarrollan los criaderos demosquitos", dijo Sonia Tarragona, directora General de lafundación Mundo Sano.

El dengue, una enfermedad infecciosa de causa viral que sepresenta habitualmente como un cuadro febril, es transmitidopor el mosquito Aedes aegypti, que abunda en las áreastropicales y se propaga principalmente durante la época delluvias.

Aunque en general los mosquitos llegan con el verano, laausencia de lluvias en diciembre y enero frenó la proliferacióndel insecto, pero con las fuertes precipitaciones de febrerocomenzaron a aparecer los primeros casos de la enfermedad ydesde entonces se multiplicaron.

CAMBIO CLIMATICO INFLUYE

Según especialistas, los cambios climáticos producto delcalentamiento global crearon un ambiente propicio para laproliferación del vector, que se reproduce en pequeñosreservorios de agua limpia.

"Lo que nosotros estamos experimentando es primero que seestá corriendo el tiempo en el que el mosquito vive. El tema dealtas temperaturas en invierno y otoño hace que el mosquitoque, en teoría empezaría a desaparecer en el otoño, no lohace", explicó Tarragona.

De acuerdo a cifras de la Organización Panamericana de laSalud (OPS), Bolivia es el país más afectado por la enfermedaden la región, seguido por Venezuela y Brasil.

La ministra Ocaña explicó: "Hemos reforzado a partir delbrote en Bolivia las acciones fundamentalmente en la zona deJujuy y de Salta".

Entre las medidas tomadas, la funcionaria dijo que sereforzaron las tareas de fumigación y que está negociandocréditos para financiar los operativos en las zonas máscastigadas.

"He hablado hace tres semanas con el Banco Mundial de unalínea especial para poder trabajar en esto. También nos estáacompañando en el equipo que estamos llevando personal de laOrganización Panamericana de la Salud que tiene ampliaexperiencia en este tipo de situaciones", indicó.

El dengue había sido erradicado en la región en la décadade 1950, pero en los últimos 30 años ocurrieron fuertes brotescíclicos que se repiten cada vez con más frecuencia. La OPSregistró unos 826.000 casos en los países sudamericanos duranteel 2008 y 737.000 el año previo.

En Argentina reapareció en 1998 y desde entonces todos losaños se registran casos, y en algunas ocasiones con brotesfuertes como en 1998, y el 2004, cuando hubo más de 1.000 casosconfirmados, según fuentes oficiales.