Público
Público

Aumentan rondas médicas orientadas a familia, pero hay problemas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

Muchas salas en loshospitales pediátricos pasaron de las rondas médicastradicionales a las orientadas a la familia, pero laimplementación de la práctica aún tiene algunos obstáculos,según un nuevo estudio.

Las rondas hospitalarias siempre estuvieron "orientadas alos profesionales": médicos, residentes y estudiantes demedicina conversan sobre el estado de salud de un paciente.

Pero desde el 2003, la Academia Estadounidense de Pediatríarecomienda que los equipos en las salas infantiles incluyan alos padres en la discusión durante las rondas.

Las guías buscan que los hospitales adopten un enfoque "deatención centrada en la familia" para que los padres participenen las decisiones clínicas. La estrategia mejora la calidad dela atención pediátrica y el nivel de satisfacción familiar.

Sin embargo, se desconoce cómo está avanzando su puesta enpráctica. El estudio, publicado en Pediatrics, incluyó unaencuesta a 265 pediatras de hospitales en Estados Unidos yCanadá.

El 44 por ciento de los médicos dijo que hacía rondasorientadas a la familia, pero el resto seguía haciendo lasrondas más tradicionales, sin la participación del paciente osu familia.

Los hospitales afiliados a las universidades tendían autilizar las rondas centradas en la familia más que loshospitales comunitarios (48 versus 31 por ciento).

Aquellos centros cuyo personal opinaba que los beneficiosdel nuevo enfoque superaban los potenciales inconvenientes eranmás propensos a aplicarlo. Algunas de las ventajas más citadasfueron la mayor participación familiar en la atención de losniños y una mejor experiencia educativa para los residentes.

Algunas barreras para aplicar la práctica centrada en lafamilia fueron logísticas, como el tamaño reducido de lashabitaciones para que todos puedan reunirse alrededor delpaciente, o la preocupación por la confidencialidad, ya que lasdiscusiones no se realizarían en una sala cerrada.

La buena noticia, dijo la doctora Vineeta S. Mittal aReuters Health, es que un porcentaje significativo de las salaspediátricas incorporaron el nuevo enfoque.

"Aún existen barreras, pero las estamos identificando paradescubrir cómo superarlas", dijo la autora principal, delCentro Médico de la University of Texas Southwestern, enDallas.

Una forma, opinó el equipo, es que los hospitales eliminenlos mitos sobre las rondas orientadas a la familia, como laidea de los médicos de que demandan mucho tiempo. En elestudio, un tercio de los encuestados expresaron esapreocupación en su equipo.

Sin embargo, los consultados en salas pediátricas donde seusaba la técnica no informaron un aumento significativo deltiempo dedicado a las rondas. Eso, dijo Mittal, sugiere que lapreocupación por la limitación del tiempo no debería impedirque se implemente la práctica.

FUENTE: Pediatrics, julio del 2010.