Público
Público

Aumentan las voces favorables a una quiebra parcial de Grecia

Alemania y Holanda ven como una opción el impago parcial de la deuda griega ante la oposición del BCE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La situación de la deuda de Grecia es el centro de toda discusión en las reunión del Eurogrupo, donde algunos países comienzan a ver como una opción la quiebra parcial del país heleno. Ante esta postura, liderada principalmente por Alemania y Holanda, el Banco Central Europeo (BCE) y otros países como España se oponen por la posible inestabilidad que generaría en los mercados. 

Sin embargo, el ministro de Finanzas holandés, Jan Kees de Jager, ha asegurado que algunos países de la Eurozona ya no excluyen el impago parcial de la deuda griega como parte del segundo plan de rescate para Atenas. 'El BCE ha dicho que reafirma su posición [se opone por el posible efecto contagio], pero los 17 ministros ya no excluyen esto, así que tenemos más opciones con las que trabajar', ha asegurado De Jager. 

La presión de la banca alemana también ha influido en que algunos países comiencen a ver este camino como una opción viable. Martin Blessing, presidente del Commerzbank alemán, el segundo banco del país, abogaba este martes en un artículo publicado en el Frankfurter Allgemeine Zeitung por reestructurar la deuda griega para evitar un efecto contagio en países como Portugal, Irlanda, España e Italia. 

El presidente del segundo banco alemán lo ve como algo 'doloroso pero accesible'

Según Blessing es un camino 'doloroso pero accesible', porque las opciones emprendidas hasta ahora han resultado 'insuficientes' para resolver la crisis de la deuda griega. Las declaraciones de Blessing se producen en pleno forcejeo sobre los detalles de la participación de los acreedores privados en el segundo paquete de rescate a Grecia, cuestión que divide a los socios de la eurozona. Blessing calcula que la aportación de los acreedores privados, entre los que se cuenta el Commerzbank, se situaría en unos 50.000 millones de euros.

También se ha referido a la situación griega el multimillonario George Soros, quien desde una tribuna en el Financial Times asegura que 'Grecia enfila hacia un 'default' y/o una devaluación desordenada con consecuencias incalculables'. Soros aboga por llevar a cabo 'un 'plan B' de manera urgente' y advierte que 'una suspensión de pagos de Grecia puede ser inevitable, pero es necesario que no sea desordenada'.

El BCE se opone por el posible efecto contagio que generaría 

De Jager, por su parte, explicó que los parámetros que se había fijado anteriormente la zona euro para la participación de los inversores privados en el plan eran 'contradictorios' al buscar una 'participación privada sustancial' que evitara en todo caso la declaración de impago. Según explicó el titular holandés, los ministros de Finanzas de la zona euro dieron 'un paso adelante en ese sentido' durante la reunión que mantuvieron ayer, al 'romper' esa 'difícil' contradicción y determinar que el impago 'ya no está excluido'.

Pero el BCE ya ha alertado de las nefastas consecuencias que tendría para la economía mundial la declaración de impago de la deuda griega, especialmente para el propio país y los estados más expuestos al contagio. También la vicepresidenta económica española, Elena Salgado, insistió ayer en que la participación de los acreedores privados de Grecia debe ser completamente voluntaria, con objeto de preservar la estabilidad financiera del continente.

No obstante, en la declaración aprobada por el Eurogrupo la madrugada del lunes se recoge que el BCE 'confirmó su posición, reafirmada por su consejo de gobierno el pasado jueves, que debe evitarse un impago parcial o un evento de crédito' que desencadene los seguros frente al impago de la deuda (credit default swaps).

El enfrentamiento entre el BCE por un lado y Alemania y Países Bajos por otro impidió el lunes avanzar en el segundo rescate de Grecia y concretar las modalidades de participación del sector privado. El acuerdo se retrasará probablemente hasta septiembre pese a la inestabilidad de los mercados.