Público
Público

Aung San Suu Kyi cumple 66 años en libertad y arropada por su gente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La disidente birmana y nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, cumplió hoy 66 años rodeada de uno de sus hijos, amigos y partidarios del movimiento democrático birmano, en el que fue para ella el primer aniversario en libertad tras casi una década de cautiverio.

Suu Kyi se trasladó a primeras horas de la mañana al aeropuerto de Rangún para recibir a su hijo Kim, de 33 años y quien viajó desde el Reino Unido, donde reside, para estar junto a su madre en esta ocasión.

En el aeropuerto, Suu Kyi agradeció las muestras de afecto de la gente y explicó a los periodistas que había programado para este día una ceremonia de ofrenda a los mojes budistas, una fiesta en la sede de la Liga Nacional por la Democracia (LND) y una cena de familia en el jardín de su casa, a orillas de lago Inya, indicaron fuentes del partido en un mensaje.

Kim, el menor de los dos hijos que Suu Kyi tuvo con el ya fallecido profesor británico Michael Aris, es la segunda vez que visita a su madre desde que fue liberada.

La principal opositora, que durante los últimos 22 años ha podido celebrar su cumpleaños en libertad en solo siete ocasiones, fue liberada el pasado 13 de noviembre, casi una semana después de las elecciones que su partido boicoteó por considerar que eran una estrategia del régimen militar para mantenerse en el poder.

Tras medio siglo de férrea dictadura, en marzo la Junta Militar cedió el poder a un Gobierno de aspecto civil, aunque compuesto por exgenerales que previamente renunciaron al uniforme para cumplir con la normativa electoral.

Suu Kyi, hija del general Aung San, considerado el héroe de la independencia de Birmania (Myanmar), fue detenida por última vez en mayo de 2003 después de que la comitiva que le acompañaba fuera atacada en el norte del país por partidarios del régimen al final de una gira política.

A finales del pasado mayo, Suu Kyi confirmó que planea salir de Rangún para realizar un viaje por diferentes regiones de Birmania con la finalidad de ganar mayor apoyo, una acción que supondrá una prueba de la tolerancia del nuevo Gobierno.

La activista no adelantó detalles o la fecha en la que pretende empezar la gira, aunque precisó que hasta ese momento las autoridades no habían garantizado su seguridad.