Público
Público

La ausencia de Obama pone en duda la cumbre UE-EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Timothy Heritage

La Unión Europea y Estados Unidos podrían abandonar sus planes de celebrar una cumbre en Madrid en mayo después de que el presidente Barack Obama decidiese no participar en ella, dijeron el martes diplomáticos de la UE.

La decisión de Obama es un nuevo revés a las esperanzas de la UE de impulsar su posición mundial a pesar de que el presidente subrayó la importancia de las relaciones con España y el bloque de 27 países.

"El presidente se ha comprometido con una alianza sólida entre EEUU y la UE, y con Europa en general. No hay planes para que el presidente viaje a España para la cumbre de esta primavera", dijo el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca Mike Hammer.

Un portavoz del ejecutivo de la UE, la Comisión Europea, dijo que aún se siguen haciendo esfuerzos para acordar una fecha para la cumbre. Sin embargo, diplomáticos de la UE dijeron en privado que la reunión de mayo no tendría lugar sin el presidente de EEUU.

asuntos exteriores, seguridad energética, cuestiones del clima - y vamos a organizar una nueva reunión al más alto nivel cuando la situación política y el programa lo hagan posible".

que había visto la reunión con el líder estadounidense como uno de los aspectos más importantes de su presidencia de seis meses de la UE - y para el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que visita Estados Unidos esta semana.

La nueva jefa de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton, había señalado la importancia que Europa concede al fortalecimiento de los lazos con EEUU durante las conversaciones en Washington el mes pasado, y la UE tenía la esperanza de contar con Obama en las dos cumbres de este año.

OBAMA Y EUROPA

La decisión de Obama no fue totalmente inesperada después de que funcionarios de su administración indicaran que iba a viajar menos para concentrarse en remontar los reveses políticos en su país.

Funcionarios estadounidenses también apuntaron que Obama visitó Europa seis veces el año pasado y se reunión con Zapatero en dos ocasiones el año pasado.

La UE y EEUU comparten muchos objetivos de política exterior, tales como impedir que Irán desarrolle armas nucleares, la lucha contra la crisis económica mundial, la lucha contra el cambio climático, así como llevar seguridad y estabilidad a Irak y Afganistán.

Sin embargo, diplomáticos de la UE dijeron que Obama no pareció impresionado en la reunión con líderes de la UE en Praga en junio pasado y algunos enviados señalaron que envío una señal negativa al no asistir a un almuerzo con dirigentes de la UE cuando visitaron Washington en noviembre.

"El no parece tan interesado siempre en Europa como Europa lo está con Estados Unidos", dijo un diplomático europeo.

Su decisión de no ir a Madrid es un nuevo golpe a los esfuerzos de presentar a la UE, que representa a más de 500 millones de personas, como una fuerza que puede contrarrestar las potencias emergentes como China.

Esos esfuerzos han estado marcados por denuncias de confusión sobre la política exteriores así como las reformas introducidas con el tratado de Lisboa de la UE, que entró en vigor el 1 de diciembre y con el que se busca reforzar la imagen mundial del bloque.

También hay algo de confusión sobre quién liderará la UE en las cumbres, ya que ahora tiene un presidente a largo plazo, Herman Van Rompuy, así como un jefe de política exterior trabajando junto a Zapatero y el presidente de la Comisión Europea Jose Manuel Barroso.

La imagen de la UE también se ha visto perjudicada por los retrasos en el nombramiento de una nueva Comisión Europea, que tiene importantes poderes en materia normativa, legislativa y política.

La nueva comisión debe ser aprobada por el Parlamento Europeo la próxima semana, cinco meses después de que Barroso prorrogase un nuevo mandato de cinco años.