Publicado: 20.01.2014 13:07 |Actualizado: 20.01.2014 13:07

La austeridad dejará 13 millones de parados más en el mundo hasta 2018

La OIT denuncia en su informe anual el crecimiento del paro, de la precarización y del número de trabajadores pobres. Reclama un cambio en la política económica de los gobiernos que favorezca la creación de empleo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha hecho público este lunes su informe anual sobre la situación del empleo en el mundo titulado Tendencias mundiales del empleo 2014 | ¿Hacia una recuperación sin creación de empleos? (Resumen en PDF). Los datos son poco alentadores: en 2013 el número de parados aumentó en cinco millones y de seguir con las actuales políticas de austeridad, los autores del informe auguran que en 2018 habrá 13 millones millones de desempleados más.  A día de hoy, en el mundo hay 202 millones de personas que quieren trabajar y no pueden hacerlo, lo que representa una tasa del 6% a nivel mundial.

El informe de la OIT destaca que  la economía mundial, aunque ha empezado a recuperarse, lo hace de forma lenta y sin generar oportunidades de empleo. Tanto es así, que desde el estallido de la crisis en 2008, unos 23 millones de trabajadores en todo el mundo han tirado la toalla y han quedado fuera del mercado laboral "por desánimo y por llevar mucho tiempo desempleadas", según los autores. Tampoco los jóvenes encuentran una oportunidad: alrededor de 74,5 millones de jóvenes entre 15 y 24 no tienen empleo. Si extendemos la edad hasta los 29 años, casi una cuarta parte no tiene un trabajo. 

En realidad cualquier indicador relacionado con el empleo invita al desasosiego: aumenta a escala mundial el desempleo de larga duración; el empleo precario también crece, así como lo que el informe denomina el empleo vulnerable o empleo por cuenta propia. Pero sobre todo crece el número de trabajadores pobres: en el mundo hay ni más ni menos que 839 millones de trabajadores que viven con menos de dos dólares al día (1,47 euros al día). Esa cifra representa un 26,7% del total. 

"En la actualidad, los recursos públicos destinados a promover medidas activas del mercado de trabajo son escasos", denuncia la OIT

Otro de los riesgos que señala el informe es que el empleo informal (o sumergido) sigue en tasas muy altas en todo el mundo, sobre todo en los países en desarrollo, aunque tampoco se libran los países avanzados, donde la tasa de esta economía sumergida aún supera el 20%.

Frente a esta situación, la OIT denuncia la poca inversión en políticas de empleo y aboga por cambios en las políticas macroeconómicas que favorezcan la creación de empleo. También reclama "destinar más recursos a las políticas sociales y al mercado de trabajo".

"En la actualidad, los recursos públicos destinados a promover medidas activas del mercado de trabajo son escasos. Incluso en los países de la OCDE que suelen contar con instituciones y prácticas relativamente avanzadas en la materia, en 2011 sólo se destinó una media inferior al 0,6% del PIB a promoverlas. Según las estimaciones, si se aumentan los recursos a promover este tipo de medidas a un 1,2% del PIB [...] podrían crearse 3,9 millones de empleos en la región de las economías desarrolladas y la Unión Europea. Las regiones que en la actualidad destinan menos recursos a políticas activas del mercado de trabajo podrían salir aún más beneficiadas, ya que su aplicación ayudaría a mejorar el funcionamiento de los mercados de trabajo", concluye el informe.

Informe OIT: Tendencias mundiales del empleo de 2014 (Resumen) by publico2013