Publicado: 19.07.2014 17:34 |Actualizado: 19.07.2014 17:34

La austeridad fiscal y salarial ha retrasado la recuperación y destruido millones de empleos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La demostración del fracaso de la política de austeridad impuesta a los países de la Eurozona y aplicada a rajatabla por el Gobierno de Mariano Rajoy queda patente en las diferencias en cuanto a crecimiento y desempleo entre EEUU y la Unión Europea. Mientras Washington estimulaba su economía con políticas fiscales y monetarias expansivas, Bruselas imponía una paralizante reducción del gasto público y de los salarios que ha provocado una fuerte erosión del crecimiento y destruido millones de empleos.

Ésta es la principal conclusión del último informe de Coyuntura Económica (2/2014) elaborado por Enrique Negueruela y Alejandro Inurrieta de la Fundación 1º de Mayo, y coordinado por el director de estudios de la fundación, Bruno Estrada.

Además, los economistas subrayan que "las economías más vulnerables, esto es, las más endeudadas, entre ellas la española, serán las que tengan más dificultades para relanzar su demanda interna".

El débil pulso de la economía española no es capaz de generar empleo remunerado

"Tal como anunciábamos en el Informe de Coyuntura 1/2013 --explica el informe--, durante los primeros meses de 2014 el crecimiento del PIB ha venido impulsado por la demanda nacional, que ha crecido un 1,2%, mientras que el sector exterior no ha jugado ningún papel en la recuperación: por primera vez en varios trimestres ha tenido una aportación negativa al crecimiento del PIB, en -0,4 puntos. El que las importaciones hayan crecido más, un 9%, que las exportaciones, un 7,6%, pone de manifiesto las insuficiencias de nuestro sistema productivo, ya que una tímida recuperación del consumo y de la inversión genera un fuerte incremento de las importaciones, particularmente de las energéticas que desde 2011 han representado, como media, un 22% del total de importaciones".

"La austeridad fiscal y salarial impuesta por el Gobierno, y una ortodoxa política monetaria muy poco expansiva por parte del Banco Central Europeo", continúa el estudio, "han retrasado la recuperación económica y han destruido millones de puestos de trabajo. La rebaja, que no reforma, fiscal, estimada por el Gobierno en unos 9.000 millones de euros en el periodo 2015-2017, no va en el buen camino, ya que, no sólo es doblemente regresiva (la rebaja fiscal es mayor para los más ricos, mientras que los recortes de gasto público a los que obligará esta reducción de ingresos fiscales, debido a los compromisos adquiridos de reducción del déficit público, afectarán más a los más pobres), si no que también en términos macroeconómicos no ayudará al crecimiento, y no incentivará la demanda agregada, al beneficiar más fiscalmente a las personas que tienen mayores ingresos del trabajo y perjudicar a los que cobran ayudas sociales, ya que la propensión al consumo de las personas con menos renta es mayor".

El coste de la reforma laboral ha sido la pérdida de un millón y medio de empleos

"El objetivo de la reforma laboral no era crear empleo", afirman los miembros del Consejo de Economía de la Fundación 1º Mayo. "Su objetivo era cambiar el modelo de relaciones laborales al mismo tiempo que provocaba una importante rebaja salarial. El coste será tan duro que en 2017, seis años después de la implantación de la reforma, todavía habrá medio millón menos de empleos. Eso sí ha conseguido ya su objetivo de dinamitar el modelo de relaciones laborales", primando los convenios de empresa sobre los sectoriales. Cualquier empresa con un delegado de personal, y para ello sólo hace falta que tenga seis trabajadores, puede fijar las condiciones salariales con independencia de las dispuestas en el convenio del sector.

La precarización laboral es la base del nuevo modelo de relaciones laborales

"Estamos ante un nuevo modelo que cambia el trabajo a jornada completa por jornadas elásticas que impiden que las personas trabajadoras puedan conocer los ingresos que van a tener en el mes en curso, ni, cuanto más, los del año", subrayan los investigadores. "Tampoco podrán compaginar diferente trabajo a tiempo parcial, debido a la posible incompatibilidad de horarios que podrían producir las horas complementarias. Vemos cómo en lo que va de año aumenta la precariedad y las jornadas elásticas, disminuyendo, por lo tanto, el trabajo con garantías".

"Si tomamos la estadística de contratos, observamos que el porcentaje de contratos indefinidos sobre el total registrado ha sido en los primeros cuatro meses del 8,9%. Si aplicamos este porcentaje al conjunto de los movimientos, habrá alrededor de 9.041.568 en afiliados con contrato temporal y 881.482 con un contrato indefinido", calculan Negueruela e Inurrieta. Y concluyen que "cada cuatro meses se da de alta y de baja a la totalidad de trabajadores temporales, que suponen algo más de uno de cada tres afiliados, el 36%".

El desempleo es cada vez de mayor duración y más desprotegido "El modelo productivo que aparece tras el estallido de la burbuja inmobiliaria es un modelo fuertemente terciarizado, en el que fundamentalmente ganan peso los sectores relacionados con las actividades turísticas (se han creado 46.554 personas en hostelería y actividades artísticas y recreativas en el último año, probablemente en muchos casos asalariados con jornadas parciales que sustituyen a afiliados a jornada completa) y las actividades administrativas de oficina (en el último año han creado 25.124 puestos) sin que aparezca claramente ningún sector industrial tractor o tractores del sistema productivo", destaca el informe.

Además, "con el paro enquistado no se han diseñado políticas específicas para colectivos que necesariamente deben ser reconvertidos a otras ocupaciones y actividades":

"Uno de los principales efectos de la reforma laboral está siendo la sustitución de trabajadores con jornada a tiempo completo por trabajadores con jornada a tiempo parcial, lo que en términos netos no está generando horas de trabajo remuneradas en el conjunto de la economía, sino que se está produciendo un reparto del empleo que empobrece a los trabajadores, un menor volumen de horas remuneradas entre más trabajadores".

El motor de la recuperación no está siendo el sector exterior, lo que pone en cuestión toda la política de devaluación salarial Así que las conclusiones de este equipo de economistas rebaten los anuncios del Gobierno de que su política de recortes ha conseguido por fin poner en marcha la recuperación:

"La débil recuperación del PIB es fruto principalmente de que se ha dejado reducir el gasto público --aunque el Gobierno insista en la retórica del ajuste--, así como del esfuerzo realizado por hogares y empresas, con mayor intensidad en el caso de éstas, de desendeudarse, sin políticas públicas que les hayan ayudado. Esto ha permitido un crecimiento de la demanda nacional, esto es, del consumo de los hogares y de la inversión privada, muy influenciada ésta por los planes públicos de ayudas como el PIVE. En ningún caso el motor de la recuperación está siendo el sector exterior, lo que pone en cuestión toda la política de devaluación salarial, en la que la reforma laboral ha sido una pieza clave".

"Después de seis años de crisis, con un 41,4% de las personas paradas llevando más de dos años sin empleo, es preciso buscar fórmulas que permitan acceder a las prestaciones, por lo menos, a aquellas personas que tienen cargas familiares y garantizarles que mientras se den determinadas condiciones de paro, estarán protegidas. Además las propias previsiones del Gobierno mantienen una casi inexistente creación de empleo por lo menos hasta 2017".

En definitiva, la Fundación 1º de Mayo propone cambiar el rumbo de esta gravísima situación:

 "Es necesario que la modificación de la política monetaria del BCE, hacia escenarios más expansivos que incluyan la compra de deuda pública en mercados primarios (reduciendo el coste de financiación para los estados con alto endeudamiento), forme parte de una política económica europea que tenga como objetivo incrementar el empleo y la demanda doméstica agregada de la zona euro, tanto mediante el aumento de los sueldos de la zona euro, como mediante nuevo programa de inversiones a escala europea de gran calado, como el Plan Marshall para Europa propuesto por la Confederación Sindical Europea".

 



http://www.quoners.es/debate/cuando-crees-que-bajara-el-paro-en-espana-por-debajo-del-12