Público
Público

La austeridad en el Ibex empieza a hacer aguas

Los presidentes de Repsol y de Iberdrola ganan 7 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La promesa de austeridad salarial en las cúpulas de las empresas del Ibex 35, principal indicador bursátil, empieza a hacer aguas. Aunque aún no hay datos de todas las compañías, algunos informes indican que el segundo semestre de 2010 no ha seguido la línea de contención de los primeros seis meses del año, cuando la remuneración total en los consejos de administración del Ibex cayó, de forma agregada, un 6%. Las palabras de Antoni Brufau, presidente de Repsol (una de las primeras compañías en anunciar, hace dos años, la congelación de la retribución de su cúpula para dar 'ejemplo') son muy gráficas: la petrolera (que ha triplicado su beneficio) 'es global, no sólo española, y lo está haciendo bien'.

Brufau cobró el año pasado, por todos los conceptos, 7,11 millones de euros, un 5% más, mientras que el conjunto del consejo de Repsol se embolsó 11 millones, un 4,4% más. La petrolera es una de las 17 grandes compañías que esta semana han presentado el Consejo Empresarial para la Competitividad, un lobby que aboga por recuperar la 'cultura del esfuerzo' para sacar a España de la crisis.

La petrolera es una empresa 'global, no española', dice Brufau

En ese Consejo también está Iberdrola, cuyo presidente, Ignacio Sánchez Galán, se embolsó el año pasado 6,83 millones. La cifra incluye 5,2 millones de salario fijo y variable (lo mismo que un año antes) y el valor actual de 613.837 acciones de Iberdrola Renovables, entregadas como premio por la salida a Bolsa de la filial del grupo. La primera eléctrica española, que también logró el año pasado récord de beneficios, incrementó la retribución del consejo de administración un 14,7%, hasta 10,9 millones de euros, por la creación de una nueva comisión de Responsabilidad Social.

En otras compañías, la retribución total para el consejo ha caído, pero ha aumentado la de los ejecutivos clave. Es el caso del operador de telecomunicaciones Abertis, que el año pasado pagó a sus dos consejeros ejecutivos (el presidente, Salvador Alemany, y el consejero delegado, Francisco Reynés) un importe global de 3,35 millones, un 9% más. El grupo, que logró aumentar su beneficio un 6,1% en 2010, pagó al conjunto del consejo de administración un 5,4% menos.

Gamesa, por su parte, pagó un 41,1% menos al consejo de administración, aunque la retribución a la alta dirección subió un 59,4%. El grupo redujo el año pasado su beneficio a la mitad.