Público
Público

La austeridad no es la solución

El expresidente Mario Soares pide a los portugueses que se rebelen contra los recortes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mario Soares, expresidente por dos mandatos y dos veces primer ministro de Portugal, mantiene intacta su enorme capacidad para intervenir en los grandes temas de su país.

Todavía hoy es un frecuente protagonista de las primeras páginas de los periódicos y de las aperturas de los informativos de radio y televisión. En su última entrada en escena llega con la propuesta del manifiesto Un Nuevo Rumbo, en apoyo a la movilización cívica y política para 'encontrar caminos alternativos a la austeridad implementada por la derecha gobernante'.

Este 'es el momento de movilizar a los ciudadanos de la izquierda que se identifican con la justicia social y la profundización de la democracia como una forma de combatir la crisis', sostiene el documento, donde la firma de Soares es secundada por varias personalidades de la esfera política del país: miembros del PS, del Bloque de Izquierdas e incluso profesores universitarios como Mario Rojas.

'No podemos permanecer impasibles ante la escalada de la anarquía financiera internacional y el desmantelamiento de los estados, que ponen en peligro la supervivencia de la UE', sostiene el documento.

Además, afirma que es difícil encontrar una solución a la crisis nacional sin solucionar primero los problemas europeos. 'No podemos saludar democráticamente la llamada Primavera Árabe, mientras juegos oscuros del capital pueden acabar con la propia democracia', asegura. También insiste en que 'la multitud de ansiosos y enojados que existe entre nosotros, esperan una alternativa innovadora que sólo la izquierda democrática puede ofrecer'.

Soares advierte que Alemania también se verá afectada por los problemas

Los firmantes del manifiesto destacan el 'sufrimiento' de los desempleados, que la vejez con dignidad está amenazada, que los trabajadores tienen una situación cada vez más precaria, y que los jóvenes sin perspectivas se están viendo empujados a emigrar.

La crítica a los ajustes del Gobierno conservador no sólo tiene el sello de la izquierda. La mayoría de los economistas y empresarios del sector productivo han criticado las opciones del primer ministro, Passos Coelho, y también se han levantado voces en el propio seno de la derecha. Los exlíderes del PSD Marcelo Rebelo de Sousa, Luís Marques Mendes y Manuela Ferreira Leite han criticado la apuesta por dejar de lado el crecimiento de la economía, en una ciega política de consolidación de las cuentas públicas.

La crítica más dura ha sido la de Ferreira Leite, exministra de Finanzas, que pese a ser tildada como 'la dama de hierro' portuguesa, aseguró que 'el país vive rodeado de impuestos y con escaso crecimiento económico, lo que reduce la capacidad de generar ingresos'. Leite advirtió que 'no hay sistemas fiscales ideales que resistan al atropello de principios básicos como la justicia, la racionalidad económica y eficiencia en la recaudación de ingresos. Sólo la teoría no limita los impuestos', advirtió.

En una conferencia el viernes, Soares subió el tono de la crítica, al deplorar que las dos familias políticas que han construido Europa (demócratacristiana y socialdemócrata ) se han dejado 'colonizar por la economía estadounidense, que sostiene que la democracia tiene que ser liberal y no social.'

Es la visión de que 'lo importante es que los mercados funcionen', con el resultado que 'los mercados mandan en los estados y ya casi no hay ningún Estado', dijo Soares, dando un ejemplo: 'Unos idiotas (la agencia de calificación de deuda Fitch) dijeron que Portugal era una basura y esto se convirtió en una verdad absoluta y todo el mundo empezó a funcionar sobre esa base'.

El manifiesto 'Un nuevo rumbo' pide cambios para solucionar la crisis

En declaraciones a Público, Soares explicaba ayer que el manifiesto 'es un llamamiento a los portugueses para provocar una reflexión y a que se manifiesten'.

El problema central, según él, es que 'Europa ha dejado de tener líderes'. Angela Merkel 'es una persona que tiene responsabilidades importantes en la decadencia de Europa'. Ella dedujo que Grecia 'era un país pequeño y que los griegos eran unos perezosos', sin considerar que Grecia 'fue la cuna de nuestra civilización'. Soares no duda en calificar de 'atrevida' a Merkel, 'una señora de un país que causó dos guerras mundiales', dijo.

Consultado sobre una probable iniciativa similar con personalidades de su generación política a nivel europeo, Soares admitió que 'es algo en lo cual estoy pensando, pero debido a mis múltiples actividades, no he tenido tiempo hasta ahora'. Entre las personalidades que podría contactar, mencionó a Jacques Delors, Felipe González, los exjefes de Gobierno de Alemania Helmuth Schmidt y Helmuth Kohl, el expresidente de Finlandia Martti Ahltisaari y el exlíder socialista francés François Hollande.

La crisis 'es esencialmente europea, va a afectar a toda la UE, incluida Alemania, por eso hay que cambiar el modelo económico y social', sentenció Soares. El mandatario portugués recomendó 'fortalecer el Banco Central Europeo', aunque esto provoque una cierta inflación, que es lo que los alemanes temen más. 'Pero cuando estamos tan pobres, no es de la inflación de la que debemos tener miedo', advirtió.