Público
Público

Australia padece una ola de calor que causa muertes e incendios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una ola de calor a la que se culpa de varias muertes y grandes incendios parecía remitir algo el sábado en el sureste de Australia, la zona poblada más densamente del país, aunque el primer ministro, Kevin Rudd, pidió no caer en la complacencia.

Las autoridades temen que varias personas mayores puedan haber muerto por la ola de calor, tras 22 "muertes repentinas" el viernes en Adelaida.

Las muertes repentinas son las causadas por estados clínicos como ataques cardíacos, dijo un responsable médico, que añadió que las autopsias determinarán si las muertes estuvieron relacionadas con el calor.

Las temperaturas cayeron por debajo de los 40 grados centígrados en la mayoría de las ciudades por primera vez en varios días, pero en zonas de Melbourne y Adelaida seguían por encima.

Aunque los incendios han disminuido, Rudd advirtió que el sur del país sigue siendo "una yesca". De momento se mantiene la prohibición de hacer fuego al aire libre.

Melbourne recuperó la electricidad después de que un apagón dejara a oscuras a cientos de miles de personas la noche del viernes, mientras que un gran incendio seguía en el este del estado de Victoria.

Un portavoz de la Autoridad de Bomberos del estado dijo que el fuego había destruido 15 casas, quemado 6.000 hectáreas y que estaba a sólo dos kilómetros de una importante línea energética. En el resto de la zona, los incendios se habían conseguido controlar.

Las autoridades creen que algunos han sido provocados, por lo que mantienen la prohibición de hacer fuego.

Rudd calificó la situación de "espantosa".

"La parte sur de la nación es una yesca en este momento. Es simplemente espantoso. Y si tengo un mensaje que darles a todos los australianos, es simplemente que tengan una precaución extrema", declaró a los periodistas.

"Es un momento muy, muy peligroso del año, si vemos las terribles lecciones de anteriores veranos duros en Australia".

Los incendios en las zonas de arbustos tienen lugar cada año, en ocasiones con consecuencias mortales.

La Oficina de Meteorología ha pronosticado temperaturas por debajo de los 40 grados para el domingo en la mayoría de las ciudades, aunque añadió que Adelaida en el estado de Australia del sur podría llegar a una máxima de 40 grados.