Público
Público

Australia pide moderación y expresa su horror ante la matanza japonesa de ballenas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Australia anunció hoy el retorno del barco "Oceanic Viking" con grabaciones de buques de Japón cazando ballenas, pidió calma a los ecologistas y a los balleneros nipones y expresó su horror ante la matanza de cetáceos.

La embarcación del Departamento de Aduanas australiano llegó al puerto de Fremantle, en Australia Occidental, tras siete meses documentando pruebas de la captura de cetáceos por parte de Japón, informó hoy radio ABC.

"Son imágenes realmente horribles", según el titular de Interior, Bob Debus, quien precisó que "tienen mucha sangre y es obvio que los animales sufren muchísimo dolor, está claro que a la gran mayoría de australianos no les va a gustar".

Debus explicó que las imágenes muestran los cuerpos de pequeñas ballenas arrastrados al interior de uno de los barcos japoneses y cómo un miembro de la tripulación dispara con un rifle contra uno de los animales.

Por su parte, el ministro de Exteriores, Stephen Smith, pidió de nuevo a los ecologistas y a los balleneros nipones que "se controlen al máximo", después de que activistas de la organización "Sea Shepherd" amenazaran la semana pasada con nuevas acciones para impedir la captura de cetáceos.

Smith apuntó que el pulso entre ecologistas y balleneros ocurre a una gran distancia, bajo difíciles condiciones meteorológicas y marítimas, y que al haber retirado al "Oceanic Viking", no estarán en condiciones de responder de forma inmediata en caso de que se produzca un incidente grave.

Japón puso en marcha el pasado noviembre su programa anual de caza de ballenas "con fines científicos", pese a que la Comisión Ballenera Internacional solicitó en junio pasado a Tokio que lo suspendiera.

Desde entonces, Australia ha vigilado a los pesqueros nipones con la embarcación de Aduanas, que no va armada pero que supervisa la actividad de los balleneros para que algún día pueda ser juzgada por un tribunal internacional.