Público
Público

¿Autismo o Asperger? El diagnóstico dependería del médico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Genevra Pittman

Un nuevo estudio sugiere queun diagnóstico de autismo tendría distintos significados, segúnquién lo realice.

En niños con problemas sociales graves, "todos coinciden enque se trata de autismo", dijo la autora Catherine Lord,directora del Instituto de Desarrollo Cerebral del ColegioMédico Cornell y el Hospital Presbiteriano de Nueva York.

"Pero en los límites de los desórdenes del espectroautista, aún existe gran confusión", agregó.

Eso, indicó la experta, significa que las familias de niñoscon algún desorden del espectro autista deberían concentrarsemás en las dificultades y las fortalezas de sus hijos, en lugarde etiquetarlos.

Esas etiquetas van desde el autismo, en el extremo másgrave del espectro, hasta el síndrome de Asperger, en el másleve, y "un trastorno general del desarrollo sin otraespecificación" o TGD-SOE para los niños con problemas decomunicación e interacción social, pero sin síntomassuficientes como para diagnosticar autismo o Asperger.

En el estudio participaron 12 clínicas de investigación deAmérica del Norte.

A unos 2.100 niños de entre 4 y 18 años con desorden delespectro autista, se les realizó un diagnostico específicosegún test de comunicación, conducta e inteligencia, además delas observaciones de psicólogos y conversaciones con lospadres.

Los resultados de los test diagnósticos fueron similares entodos los centros, pero la proporción de niños con cadadiagnóstico varió ampliamente.

Por ejemplo, en dos clínicas se les diagnosticó autismo amenos de la mitad de sus pacientes pediátricos, mientras que enuna se les diagnosticó autismo a todos los pacientes y TGD-SOEo Asperger a ninguno, según publica el equipo en Archives ofGeneral Psychiatry.

La proporción de niños con diagnóstico de Asperger fue deentre un 0 y un 21 por ciento, según el centro.

"Los resultados confirman lo que pensábamos según laexperiencia clínica: que organizar un espectro en categorías esmuy complejo", opinó el doctor Bryan King, director del Centrode Autismo Infantil en Seattle, y profesor de la University ofWashington, donde trabajan dos de los 37 coautores delestudio.

Cualquiera sea el motivo que explique la diferencia, no fueal azar ya que en cada clínica, los diagnósticos eran muyparecidos, según ciertos síntomas y los resultados de lostest.

"Las personas a menudo dicen 'Sé lo que es Asperger',mientras que la realidad es que los médicos de las clínicas losabían (...) pero los equipos actuaban de manera distinta",dijo Lord.

Según el equipo, los resultados son importantes para lospadres y las organizaciones que ofrecen servicios que puedenrecibir a los niños con trastornos del espectro autista. Lospadres "no deberían quedar atrapados en la diferencia entreautismo, TGD-SOE y Asperger", agregaron los autores.

Lo importante para los padres es saber "¿qué problema tieneel niño con el lenguaje? ¿cuán hiperactivo o autista es elniño? y si tiene conductas repetitivas", dijo la autora.

Eso, más el conocimiento de las fortalezas de los hijos eslo que se necesita para asegurarse de que el niño estárecibiendo la ayuda adecuada, finalizó Lord.

FUENTE: Archives of General Psychiatry, online 7 denoviembre del 2011