Publicado: 29.11.2013 13:59 |Actualizado: 29.11.2013 13:59

Un autobús con imágenes desagradables de fetos recorre Madrid

El ultraconservador Centro para la Reforma Bioética en España asegura que con su acción pretende concienciar de la "atrocidad indescriptible del aborto provocado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un autobús con imágenes cruentas del aborto, como fetos de 10, 11 y 24 semanas de gestación ensangrentados y descuartizados, recorre las calles de Madrid en el marco de una campaña promovida por el ultraconservador Centro para la Reforma Bioética en España.

Se trata de la primera campaña de este organismo español, alentada y apoyada por el Centro de la Reforma Bioética de Estados Unidos y otros movimientos similares. Pese a que en todo momento se jactan de "mostrar la verdad de forma pacífica y legítima", tanto en la web de EEUU como la española muestran fotografías explícitas de fetos ensangrentados, de miembros sin todavía estar completamente formados y vídeos con primeros planos de momentos en los que se practican abortos.

En AbortoNo.org se definen como "un proyecto de educación pública que busca advertir e informar sobre la auténtica realidad del aborto provocado" y aunque no quieren que se les defina como una organización religiosa, sí admiten que "muchos de nuestros/as partidarios/as y voluntarios/as, pertenecen a grupos de fe". Y son capaces de llegar a firmar en nombre de la ciencia que "la vida humana comienza en la concepción". Y concluyen su presentación diciendo que "negar esta certeza de la Biología es una carencia de elementales conocimientos de Genética humana; aún más: de simple cultura general".

Aunque dicen no ser una asociación religiosa, sí aluden a Jesucristo y se preguntan -mostrando partes de un feto en una moneda- si ¿habría usado Jesús imágenes dolorosas para su propósito?. Y concluyen -mostrado la crucifixión- que "él ya lo hizo". 

Jorge Benito, de AbortoNo.org, ha explicado a la agencia Efe que quieren "advertir e informar sobre la auténtica realidad del aborto provocado y su negocio, que ellos mismos califican de genocidio y que con mucha frecuencia es ocultada". Ante el debate del aborto, según ha advertido, no se pueden seguir "ocultando por más tiempo" las "evidencias" de lo que califican de "masacre".

"Máxime cuando, como en la época de la esclavitud respecto a los esclavos o en la del nazismo en las que se trataba de no humanos a las víctimas, se dicen disparates tales como que el no nacido no tiene derechos humanos y que el aborto es un derecho", ha alegado. Benito ha indicado que "lamentablemente en nuestra sociedad de la información mucha gente desconoce la realidad de la majestad inmensa del desarrollo prenatal y de la atrocidad indescriptible del aborto provocado".

En las paredes externas del autobús se han instalado unos carteles con imágenes de bebés o partes de sus cuerpos "masacrados", en las que se pueden distinguir con nitidez las extremidades, la cabeza, los ojos o la boca. Por ejemplo, se muestra la mano de un "bebé" de 10 semanas de gestación, comparada en tamaño a la punta de un lápiz.

"Sabemos que la realidad del aborto a petición es muy desagradable y dolorosa, no en vano hasta los partidarios del aborto no niegan que se trate de una realidad traumática", se ha justificado Benito. Desde Aborto.org, pretenden "despertar conciencias dormidas y sometidas al temor y a la ignorancia del discurso cultural imperante".

El autobús, que se la podido ver por las principales arterias de la ciudad como el paseo de la Castellana, la Gran Vía, Princesa y Ventas, irrumpe en un momento en el que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, que está ultimando la reforma de la actual ley del aborto, que a va a ser mucho más restrictiva que la vigente. Al respecto, Benito ha asegurado que en España los partidos mayoritarios vienen demostrando que han renunciado a establecer legislaciones que "protejan de verdad al bebé no nacido y den una información veraz al ciudadano".