Público
Público

Los autónomos cotizarán según sus ingresos

Su edad media de retiro es más alta que la de los asalariados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El proyecto de reforma de las pensiones que aprobó el Gobierno el pasado 29 de enero también afecta a los trabajadores autónomos. Aunque se trata de una propuesta que aún tiene que ser debatida y aprobada por la Comisión del Pacto de Toledo, su contenido da idea de por dónde pueden ir los cambios.

Una de las propuestas del Gobierno es cambiar la forma de cotización de los autónomos: en lugar de hacerlo por una base a su elección, como sucede ahora, lo harían en función de sus ingresos. Tanto UPTA como ATA están de acuerdo con esta fórmula, que en general elevaría las cotizaciones y por tanto las futuras pensiones, si bien debe ser 'progresiva'.

Otro de los temas que están sobre la mesa es la posible ampliación de la edad de jubilación. En este sentido, ambas asociaciones recuerdan que actualmente la edad media de jubilación de los autónomos es más elevada que la de los asalariados. Los emprendedores se jubilan, de media, a una edad algo por encima de los 65 años, mientras que en el resto de regímenes la media está en 63,8 años. 'Tres de cada cuatro cotizantes que prolongan su vida laboral por encima de los 65 son autónomos', subraya el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

Esto es así porque en el Régimen de Autónomos no existe la jubilación anticipada. El presidente de UPTA, Sebastián Reyna, explica que, además, muchos trabajadores por cuenta propia deciden alargar su carrera 'porque sus bases de cotización han sido bajas y quieren mejorar su prestación'. Por ello, las asociaciones consideran necesario que, antes de cualquier ampliación, la edad media de retiro se adecúe a la que contempla la ley mediante la limitación de las prejubilaciones.

En cuanto a la posibilidad de que aumente el periodo de tiempo por el que se calculan las pensiones (actualmente de 15 años), las asociaciones se muestran cautas. 'Puede hacer que las pensiones medias de los autónomos bajen porque la gente suele esperar a los últimos 15 años para aumentar su base de cotización', apunta Reyna. Hoy en día, la pensión media en el Régimen General es de 1.089 euros, mientras que la de los autónomos queda en 598 euros, un 40% menos. 'Es la falta de planificación la que puede perjudicar al colectivo', dice el presidente de UPTA, que recomienda aumentar la base con antelación. Por su parte, ATA considera que, quede como quede el cómputo, el 75% debería corresponder a la mejor parte de la carrera y el 25% a la peor, para compensar.

Los cambios deben ser progresivos para evitar perjuicios, según ATA y UPTA

El Ejecutivo quiere también incentivar la contratación del cónyuge, para evitar que las parejas de autónomos que contribuyen en la marcha del negocio, normalmente mujeres, se queden sin cotizar y desprotegidas. Las asociaciones se muestran de acuerdo, aunque UPTA matiza que debe hacerse compatible con la posibilidad de cotizar por jornada parcial.