Público
Público

La autopista Cartagena-Vera solicita el preconcurso de acreedores

El tráfico de la vía se ha reducido un 6% en lo que va de año. Acumula una deuda de 550 millones.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La autopista de peaje que discurre entre Cartagena (Murcia) y Vera (Almería) ha solicitado ante los juzgados mercantiles correspondientes acogerse al preconcurso de acreedores a fin de intentar refinanciar con la banca una deuda de 550 millones de euros.

Según han informado fuentes del sector, la sociedad concesionaria, participada por Globalvía (grupo de concesiones de infraestructuras controlado por FCC y Bankia), Plode, Cajamar, Unicaja y la CAM ha adoptado esta decisión ante la caída de los tráficos, la falta de cobro de las cuentas de compensación y la imposibilidad de refinanciar su deuda, vencida desde diciembre de 2011. A partir de ahora la sociedad concesionaria contará con un periodo máximo de cuatro meses para intentar llegar a un acuerdo con las entidades acreedoras.

Según los últimos datos del Ministerio de Fomento, el tráfico en las autopistas estatales de peaje cayó en el primer trimestre hasta situarse en una media de 43.451 vehículos diarios, nivel que no se registraba desde hace catorce años y que aleja aún más este indicador de los máximos que se alcanzaron en 2007. Por ejemplo, en la autopista Cartagena-Vera la intensidad media diaria se redujo un 6%. La autopista Cartagena-Vera, con un periodo de concesión de 36 años, tiene 98 kilómetros de peaje a los que hay que añadir otros 16 libres de peaje.

Con esta decisión, la autopista Cartagena-Vera pasa a engrosar la lista de autopistas de peaje que se encuentran en una situación de insolvencia. El pasado viernes las dos sociedades que gestionan la explotación de la autopista de peaje Radial 4, Autopista Madrid Sur Concesionaria Española e Inversora de Autopistas del Sur, solicitaron en los juzgados mercantiles de Madrid el concurso voluntario de acreedores presionadas por una deuda de 575 millones. La sociedad concesionaria, participada por Cintra (55 %), Sacyr (35 %) y Caja Castilla La Mancha (10 %), adoptó esta decisión a raíz de la caída del tráfico de la vía y ante el elevado coste de las expropiaciones, informaron fuentes cercanas al proceso.

La Radial 4 se sumaba así a la concesionaria de la autopista AP-41, que une a Madrid con Toledo, y que fue la primera en solicitar en mayo el concurso de acreedores en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 y de lo Mercantil de Toledo. A esta decisión se ha visto abocada también Accesos de Madrid, la sociedad concesionaria de la R-3 y de la R-5 (participada por Abertis, Sacyr y ACS), que se acogieron recientemente al preconcurso de acreedores a fin de intentar refinanciar con la banca acreedora una deuda de 666 millones.

Ante esta situación, el secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá, ha asegurado hoy que, mientras no se recupere el tráfico de estas vías, las alternativas son difíciles, aunque ha mostrado su disposición a buscar soluciones para ellas. Catalá ha subrayado que las cuentas de compensación y los préstamos participativos son las únicas herramientas con las que se puede ayudar de manera financiera a las compañías que operan las autopistas de peaje y que están atravesando problemas económicos.