Publicado: 26.03.2014 12:37 |Actualizado: 26.03.2014 12:37

Las autopistas que rescatará el Gobierno pierden hasta la mitad del tráfico en un año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las nueve autopistas de peaje que el Gobierno plantea rescatar integrándolas en una empresa pública perdieron hasta un 52,3% de su tráfico medio diario de vehículos durante los dos primeros meses del año en comparación con el mismo periodo de 2013, según datos oficiales del Ministerio de Fomento. Se trata de las cuatro radiales de Madrid, la autopista que une la capital con el aeropuerto de Barajas, la Madrid-Toledo, la Ocaña-la Roda, la Cartagena-Vera y la Circunvalación de Alicante.

La que más tráfico perdió es la AP-41 Madrid-Toledo, que contabilizó una media de 643 vehículos diarios, un 52,3% menos que en igual periodo que el año anterior. La autopista radial R-2 Madrid Guadalajara contabilizó el paso de 4.104 vehículos al día durante los pasados meses de enero y febrero, un 9,92% menos. La R-3 Madrid-Arganda sumó 7.702 coches diarios (-13,8% menos), la R-5 Madrid-Navalcarnero 5.323 vehículos (-16,6%), y la R-4 Madrid-Ocaña 2.791 tránsitos (-11,6%). Igualmente, la M-12, la autopista que une Madrid y el aeropuerto de Barajas, redujo un 1,8% el número de usuarios en los dos primeros meses, hasta contabilizar 17.290 clientes diarios; la AP-36 Ocaña-La Roda perdió un 0,92% de tráfico (1.506 coches) y la circunvalación de Alicante, un 1,34% (3.489 vehículos al día). La única autopista que elevó el número de usuarios al inicio de 2014 es la Cartagena-Vera, que sumó 2.195 tránsitos al día, un 6,21% más.

El conjunto de toda la red de autopistas de peaje, que suma una longitud total de 2.560 kilómetros, contabilizó una intensidad media diaria de tráfico de 12.499 vehículos, lo que supone un leve descenso del 0,76%. Las vías de pago moderaron de esta forma al inicio del año el descenso del 4,8% con que cerraron 2013, que les supuso encadenar siete años consecutivos de caídas y retrotraer su volumen de tráfico a niveles mínimos desde 1996.

Por su parte, el presidente de Seopan, la patronal que agrupa a las grandes constructoras y ahora concesionarias de peaje, Julián Núñez, ha apuntado hoy que la propuesta del Gobierno para rescatar las autopistas, y que contempla una quita del 50%, es "excesiva" a la vez que ha señalado el escaso margen de negociación."Es una quita sobre otra quita del 50% que se hizo en 2010, es excesivo pero tenemos que estudiar esta alternativa y responderemos cuando acabe el plazo", ha declarado Núñez.

La propuesta de los ministerios de Fomento y de Hacienda a las seis principales entidades financieras implicadas en este proceso contempla dicha quita de la deuda, que asciende a 4.600 millones de euros, y la creación de una empresa de capital cien por cien público para aglutinar a esas vías. Para abonar el resto de la deuda, se crear un fondo de titulización que emitirá bonos a 30 años con una rentabilidad mínima del 1%, un porcentaje que dependerá también de los tráficos de estas vías.

Para el presidente de la CEOE, Juan Rosell,  la quita del 50% de la deuda de las autopistas de peaje "no parece una de las mejores soluciones posibles". En una entrevista en la Cadena Ser, el presidente de la patronal ha considerado que le habría "gustado" una medida parecida para otros sectores que han pasado por una situación similar.

La vicesecretaria general del PSOE y candidata socialista a las elecciones europeas, Elena Valenciano, ha señalado que el modelo social del Gobierno del PP y de su presidente, Mariano Rajoy, consiste en rescatar bancos y autopistas mientras dejan a los parados sin cobertura. A través de su cuenta en Twitter, la número dos del PSOE critica de este modo el ofrecimiento del Gobierno a la banca acreedora de las empresas concesionarias de nueve autopistas de peaje con problemas económicos de una quita del 50% de la deuda. "O sea que: Rajoy rescata, con dinero público, bancos y autopistas, y los parados sin cobertura, que se busquen la vida", escribe Valenciano, quien concluye: "¡Vaya un modelo social!".

Los socialistas han expresado a través de las redes sociales su oposición a la propuesta del Gobierno y han argumentado que si las concesionarias de las autopistas no compartieron ganancias cuando las tenían, ahora tampoco tienen que compartir las pérdidas.

El PSOE solicitará la comparecencia de la ministra de Fomento, Ana Pastor, para explicar la propuesta del Gobierno para aglutinar en una sociedad 100% pública a las nueve concesionarias de peaje con problemas económicos, así como la quita planteada. El portavoz del grupo socialista en la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados, Rafael Simancas, ha asegurado que en un contexto de crisis es "insoportable y tremendamente injusto" la simple idea de plantearse un rescate público de las autopistas de peaje en quiebra. En su opinión, no se entiende que ha estado haciendo el Gobierno durante los últimos dos años que han pasado desde que entró en concurso de acreedores la primera autopista de peaje.