Publicado: 11.11.2014 12:36 |Actualizado: 11.11.2014 12:36

Las autopistas que serán rescatadas siguen perdiendo tráfico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las ocho autopistas de peaje actualmente en quiebra y que rescatará el Ministerio de Fomento redujeron una media del 2,6% su tráfico en los diez primeros meses del año, periodo en el que contabilizaron unos 6.239 vehículos diarios, según datos del Departamento que dirige Ana Pastor. La evolución del tráfico por estas ocho autopistas, las de más reciente construcción, contrasta con la del conjunto de la red de vías de pago, que concluyeron los nueve primeros meses con una intensidad media diaria (IMD) de 16.743 usuarios, y un crecimiento del 1,87%.

A pesar de la caída media, tres de estas vías cerraron octubre con un saldo positivo. Se trata de la AP-36 Ocaña-La Roda, que presenta un aumento del tráfico del 3,2%, la M-12 entre Madrid y el aeropuerto de Barajas (+1,9%) y la Cartagena-Vera (+2,8%). Por el contrario, las radiales de Madrid y la Madrid-Toledo siguen registrando las mayores reducciones en el tránsito de vehículos.

Entre enero y octubre, el número medio de usuarios de la R-2 Madrid-Guadalajara disminuyó un 6,6%, hasta 4.346 vehículos al día; en la R-3 Madrid-Arganda un 2,95% (9.389 usuarios), en la R-5 Madrid-Navalcarnero un 4,8% (6.264 vehículos) y en la R-4 Madrid-Ocaña, un 3,56% (4.697 usuarios). Asimismo, la autopista que enlaza Madrid con Toledo perdió un 4,4% de su tráfico en los nueve primeros meses, cuando contabilizó una media de apenas 743 vehículos diarios.

La caída de los tráficos que se anotan desde que empezó la crisis, junto a los sobrecostes de expropiaciones que afrontaron, constituyen las causas de la situación que atraviesan estas vías, todas ellas en concurso de acreedores.

En virtud del plan diseñado por el Gobierno para solventar su situación, Fomento aglutinará estas autopistas en una nueva empresa nacional, 100% estatal y dependiente del Ministerio. Esta sociedad gestionará así 748 kilómetros de vías de pago, alrededor de una quinta parte (el 22%) de la red total del país, además de algunas libres de tasas como la M-50 de Madrid.

El Departamento que dirige Ana Pastor se ha fijado como principal objetivo que esta empresa no requiera aportaciones públicas. Por ello, prevé diseñar un plan de negocio con el fin de que generen ingresos para pagar su deuda. En la actualidad, Fomento trabaja para acumular en un sólo proceso concursal todos los concursos de cada una de las vías para dar una solución global al pasivo de 3.800 millones que actualmente soportan con medio centenar de bancos. Esta solución, presentada por el Ministerio como propuesta de convenio de acreedores )actuallmente pendiente de plazo de aceptación) pasa por aplicar una quita del 50% y convertir el monto restante en un bono a treinta años.