Público
Público

La autopsia confirma que el cadáver hallado en Leh es el de Lourdes Morro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La autopsia efectuada hoy por un equipo forense en la ciudad de Leh (norte indio) ha confirmado que el cadáver hallado hace dos días en el enclave turístico arrasado por una avalancha de lodo es el de Lourdes Morro, informó a Efe una fuente diplomática.

"Es el cuerpo de Lourdes Morro", dijo el embajador español en la India, Ion de la Riva.

La mallorquina desapareció arrastrada por el lodo el pasado día 6 en una zona de acampada a unas decenas de kilómetros de Leh, en Sumda Chemno.

El embajador añadió que esta noticia supone el "fin de la información" por parte de la legación diplomática española, "a petición de la familia, que pide respeto e intimidad".

Previamente, el embajador había explicado a Efe que, tras la prevista identificación forense, los restos mortales serían trasladados a Delhi.

El cadáver de Morro, junto al de un varón, fue hallado hace dos días por una expedición francesa que se había desplazado a la zona en busca de ciudadanos galos desaparecidos en la tragedia.

Tras el hallazgo, las embajadas de España y Francia gestionaron con las autoridades indias un helicóptero para el traslado de los dos cuerpos sin vida encontrados por la expedición, con vistas a su identificación.

Un amigo de Morro -miembro de una segunda expedición de búsqueda que llegó ayer a la zona- ya "reconoció" el cadáver in situ pero la autopsia quedó pendiente para hoy, pues las operaciones de rescate en marcha en el popular enclave turístico dificultaban la obtención de un helicóptero para trasladar inmediatamente los cuerpos.

Lourdes Morro se vio sorprendida junto a su pareja, Rafael Roca, por una avalancha el pasado día 6 en una escarpada zona de acampada a decenas de kilómetros de Leh.

Roca pudo ser evacuado poco después por el Ejército indio y fue ingresado en un hospital de Delhi, del que recibió el alta hace unos días.

La pareja de Morro consideraba imposible que su compañera siguiera con vida tras presenciar cómo la arrastraba la avalancha.

La Policía india dio por fallecida a Lourdes el día 10, junto a tres turistas franceses y un italiano, a partir de la información recibida por la agencia de "trekking" contratada por la pareja española y por las fuerzas policiales de la zona.

El inspector general de la Policía del estado indio de Cachemira, Farooq Ahmad, aseveró entonces que "tres cadáveres fueron arrastrados por la avalancha", entre ellos el de la española, información que ha continuado manejando desde entonces.

Al día siguiente, las autoridades de Cachemira informaron del hallazgo de un cadáver que podía ser el de Lourdes, extremo descartado en el proceso de identificación.

La catástrofe natural acabó con la vida de 180 personas y dejó unos 400 heridos, la inmensa mayoría de ellos indios.

La avalancha afectó a unos 25.000 habitantes del enclave y dejó atrapados durante días a miles de turistas, de los cuales en torno a dos centenares eran españoles, que fueron abandonando la ciudad en vuelos comerciales indios.

El primer ministro indio, Manmohan Singh, visitó ayer Leh por primera vez desde que acaeció la tragedia y prometió que todas las viviendas, hospitales, escuelas e infraestructuras dañadas serán reconstruidas en dos meses y medio, antes del invierno, especialmente duro en la región.

El habitualmente árido enclave de Leh, situado a una gran altura, es popular entre los amantes de la montaña y la cultura budista, ya que aloja numerosos monasterios, y permanece ajeno a las convulsiones políticas que azotan el valle musulmán de Cachemira, que durante los últimos dos meses ha registrado violentas protestas separatistas.