Público
Público

El autor del tiroteo de Texas pagará por el crimen, dice Obama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente estadounidense, Barack Obama, prometió el martes asegurarse de que el hombre que presuntamente causó la muerte de 13 personas en el tiroteo de la base del Ejército estadounidense en Texas pague por sus crímenes.

En un servicio en memoria de las víctimas de un ataque atribuido a un psiquiatra musulmán del Ejército, Obama recordó a los estadounidenses que estaban pasando "tiempos difíciles" con las guerras en Irak y Afganistán, pero que no había justificación para lo que llamó una tragedia "incomprensible".

"Ninguna fe justifica estos actos asesinos y cobardes. Ningún Dios amante y justo los mira favorablemente", dijo Obama a una multitud de 15.000 personas, mayoritariamente soldados con uniforme de camuflaje, en una pista afuera de los cuarteles de Fort Hood.

"Y por lo que ha hecho, sabemos que el asesino se encontrará con la justicia (...) en este mundo, y en el próximo", aseveró.

El tiroteo marcó el último golpe a las Fuerzas Armadas estadounidenses, bajo presión por sus deberes en combate mientras Obama evalúa enviar miles de tropas adicionales a la impopular guerra en Afganistán, aún si se produce la retirada de las tropas estadounidenses en Irak.

La sombría ceremonia se produjo en medio de cuestionamientos sobre si las autoridades dejaron pasar las señales de alerta en torno al sospechoso, el mayor Nidal Malik Hasan, quien pasó años aconsejando a soldados gravemente heridos y fue prontamente enviado a Afganistán.

Familiares han dicho que Hasan, descendiente de palestinos, quería retirarse del Ejército para evitar ser enviado a Afganistán, y fue hostigado por sus compañeros de armas debido a su religión.

Las guerras de Irak y Afganistán avivaron los sentimientos anti estadounidenses de muchos musulmanes a lo largo del mundo.

Agencias de inteligencia descubrieron que Hasan tenía contactos con islamistas simpatizantes con Al Qaeda y enviaron la información a las autoridades antes de que supuestamente iniciara el tiroteo, informaron funcionarios el lunes.

En ese entonces, las autoridades federales no emprendieron ninguna acción contra Hasan, y se determinó que la información no dio pistas de que estuviera planeando un ataque o recibiendo órdenes de Anwar al-Awlaki, un clérigo anti estadounidense de Yemen.