Público
Público

El autor de "Sin tetas no hay paraíso" viaja al mundo de los suicidas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El colombiano Gustavo Bolívar, autor del éxito "Sin tetas no hay paraíso", viaja a la psicología profunda del suicida en otra novela, una narración de "hiperrealismo mágico", para la que investigó lo que piensa una persona "durante su salto hacia la muerte", según dijo a Efe.

"Los suicidas del Monte Venir" fue publicada en 2006 en Colombia y ahora el grupo RBA lanza la edición española, acompañada por "Sin tetas...", que se publica en bolsillo por acuerdo con El Tercer Nombre. Desde que ambas salieron, en julio, se han vendido 15.000 ejemplares en total, según el editor, Malcom Otero.

La nueva narración tendrá también su película. Bolívar, guionista, trabaja desde hace un año en el proyecto con el director venezolano Eduardo Arias Nath, que descubrió la historia del "suicidario" por un librero de Caracas y se enamoró del relato.

"Con esta obra me propuse abrir una puerta de esperanza a los dos millones de personas que se suicidan anualmente en el mundo, mostrar mis reflexiones sobre la vida y la muerte", declaró a Efe Bolívar, entrevistado por correo electrónico en Bogotá.

"La historia de los suicidas surgió -recuerda- tras leer en la prensa que una mujer había sobrevivido después de saltar al vacío desde una gran altura y decidí hablar con ella". Bolívar entrevistó a tres supervivientes más y su sorpresa fue "mayúscula" al escuchar a todos decir lo mismo de su caída:

"Ante la muerte inminente, la creatividad se abre a tal punto que en fracciones de segundos resuelves los problemas que te llevaron a tomar la decisión fatal".

Bolívar, que en América ha vendido 15.000 ejemplares de esta obra -10.000 en Colombia y 5.000 en EEUU-, recalca que su afición a la literatura le viene de lejos. Con 13 años escribió una novela de 470 páginas que se tituló "El precio del silencio" y 20 años después la llevó a la televisión, medio que le abrió las puertas.

"Siempre tuve claro que lo mío es la fantasía, la ficción, el inventar mundos y mentiras que parezcan verdades", declara frente al éxito de las adaptaciones a televisión de "Sin tetas..." y confiado en que "cuando ese 'boom' termine, la gente empezará a apreciar mi verdadero estilo literario".

En "Los suicidas del Monte Venir" intenta "rescatar el realismo Mágico del gran Gabo, al que tantos escritores en Latinoamérica temen", dice, y cree haber logrado "un equilibrio entre ritmo narrativo y poesía, que se me antoja ideal para el siglo XXI".

"García Márquez es mi inspiración", reconoce. "Su manera folclórica de inventar mentiras me remonta a mis épocas de la infancia cuando creaba fantasías para mis amigos".

Sus protagonistas son: Cleotilde, "la lujuriosa que despide a los suicidas con una noche de sexo y amor"; Ernestina, "la exótica que dedica su vida a encubrir su belleza a fin de que los hombres no la pretendan", y Anastasia, "la mujer que pasa desnuda por la vida sin el menor asomo de vergüenza ni prejuicios", pero sobre todo "la más hermosa", Juana Margarita.

Son las hermanas Vargas, únicas supervivientes de una familia de suicidas, que viven en una montaña con un negocio muy singular: "un suicidario", a donde llegan suicidas de todo el mundo.

Antes de tirarse al vacío, pasan la noche en su casona y se enamoran de Juana Margarita. Ella les incita a saltar, convencida de que "el amor es puro, sólo en el más allá".

Encerrada en un manicomio por hablar con los muertos, el psiquiatra accede a sacar del sanatorio a Juana Margarita para que le revele lo que es cierto. Ella lo hace y el médico comprueba que todo es verdad: la montaña, el suicidario o su vicio de hablar con los muertos ¡incluido él!