Público
Público

Autores y editores elogian a Herralde por demostrar que la novela no muere

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Autores y editores de todo el mundo han elogiado hoy al editor de Anagrama, Jorge Herralde, en la fiesta del 40 aniversario de la editorial, por haber demostrado que, pese a los peores augurios, la novela no muere y tiene por delante un gran futuro.

Pocos editores en el mundo pueden presumir de reunir en una ciudad en un mismo acto a autores como Martin Amis, Ian McEwan, Tom Sharpe, Roberto Calasso, Claudio Magris, Antonio Tabucchi, Jean Echenoz, Yasmina Reza y Jon Lee Anderson, ni siquiera el más sesudo congreso o la todopoderosa Feria del Libro de Fráncfort.

El propio Herralde ha despejado las dudas sobre la semántica de la celebración: "Esto es un encuentro de amigos, sin simposios ni debates sobre la crisis económica o el libro electrónico".

Ian McEwan ha señalado que es "un placer estar en una editorial como Anagrama" y, coincidiendo con otros escritores, ha declarado que "es bueno para un escritor sentirse tan arropado por su editor".

Para McEwan, "la cultura española debería estar orgullosa de Herralde" porque el editor ha llevado la literatura española por todo el mundo: "En mis viajes por Chile, México y la Patagonia he visto que los libros de Anagrama estaban por todas partes", y ha añadido: "Después de los anuncios pesimistas de que la novela se moriría, gente como Herralde han demostrado que no es verdad".

Otro ilustre representante de "la Gran Armada Británica", Martin Amis, acompañado por su esposa y escritora Isabel Fonseca, ha aportado una visión humana del personaje: "Jorge es mi tío español, con quien cada vez que vengo hablamos de literatura, no propiamente de mi trabajo. Es mucho más que la persona que me traduce en España".

Roberto Calasso, presentado por Herralde como "un raro caso de editor y autor de calidad", ha subrayado que el barcelonés es "un espécimen en vías de extinción, un editor de raza al viejo estilo, que puede mantener su independencia porque son propietarios de la casa editorial".

En un tono más humorístico, su compatriota italiano Antonio Tabucchi se ha preguntado: "¿Qué sería Herralde sin mí, y yo sin Herralde? Somos complementarios", para luego añadir que el editor de Anagrama es "un amigo, siempre positivo y muy valiente en los momentos de dificultad".

El periodista y escritor norteamericano Jon Lee Anderson, biógrafo del Che Guevara y, según el editor barcelonés, "heredero de Kapuscinski", considera que "en estos cuarenta años Anagrama se ha convertido en la radiografía de España en el paso de la dictadura a la democracia".

Lee Anderson piensa que "el gran mérito de Herralde ha sido mantenerse como editor independiente, sobrevivir en estos tiempos y además mantener un buen gusto por las letras".

Los elogios no sólo han llegado desde el 'dream team' literario al que da cobijo Anagrama, sino desde el banquillo de sus colegas editores.

El mundo editorial independiente europeo ha querido dar su apoyo a Herralde en el acto de este mediodía y en la fiesta literaria que tendrá lugar esta noche.

Han llegado hasta Barcelona los editores franceses de Christian Bourgois, Olivier, Flammarion, Grasset, Seuil, Gallimard o Denoël, los italianos de Adelphi, Feltrinelli, Mondadori, Longanesi y Einaudi, el británico Serpent's Tail, los alemanes Wagenbach, Berenberg y Antje Kunstmann, el canadiense de Les Allusifs o el portugués Carlos da Veiga, de Teorema.

El editor galo Paul Otchakovsky (P.O.L) sitúa a Herralde como "ejemplo de editor en España, pero también en el mundo".

El editor alemán Heinrich Von Berenberg, que conoce a Herralde -"el mejor editor europeo", ha dicho- desde hace más de veinte años, lo califica de "maestro de la edición, por la manera en que concibió Anagrama, una casa de tamaño medio, pero con los mejores autores de la literatura internacional, que ha conseguido un gran éxito económico, pero sin traicionar su programación".