Público
Público

Autoridades francesas y alemanas rinden homenaje a las víctimas de la ocupación nazi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, se desplazó hoy a Mont-Valérien, en la periferia norte de París, para rendir homenaje al millar de personas que allí fueron fusiladas por los ocupantes nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

El ministro-presidente del Estado de Renania, Jurgen Ruttgers, también participó en el acto y se convirtió en el primer dirigente alemán en acudir al lugar desde el final de la contienda.

En Mont-Valérien fueron fusiladas más de mil personas, en su mayoría miembros de la resistencia francesa, pero el hecho ha sido superado por varias décadas de amistad franco-alemana, según pusieron de manifiesto hoy Sarkozy y Ruttgers.

El líder francés agradeció a su invitado alemán el desplazamiento, como muestra de respeto a las víctimas y le dijo: "nosotros le recibimos hoy como amigo".

La presencia de las autoridades tiene también que ver con el sexagésimo aniversario de la muerte del capellán militar alemán Franz Stock.

El religioso, que había llegado a Francia en los años 20 del pasado siglo para trabajar en una misión católica alemana, fue el capellán de varias prisiones en París y aledaños y reconfortó a muchos condenados a muerte franceses.